Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Qué decir y no decir en un funeral

shutterstock_1230613846.jpg

Rawpixel.com / Shutterstock

Dos personas se abrazan en un cementerio.

Michael Rennier - publicado el 04/08/22

Cuando nos sentimos incómodos, a menudo ofrecemos tópicos cliché mientras tratamos de consolar al afligido. Esto es lo que puedes hacer, en cambio, siguiendo las acertadas sugerencias del padre Rennier

Como sacerdote, voy a muchos funerales. Hablo en muchos de ellos. Paso mucho tiempo en visitas y hablando con familias en duelo en mi despacho parroquial.

También resulta que soy una persona increíblemente torpe cuando se trata de lidiar con las emociones. Lucho por expresar cómo me siento y, cuando estoy en medio de eventos que causan emociones fuertes, no me gusta reconocer que existen. De hecho, me siento incómodo cuando estoy en un entorno donde se muestran las emociones, probablemente porque no entiendo lo que estoy sintiendo y solo quiero escapar.

Debido a esta incomodidad, solía permitirme el hábito de tartamudear clichés cuando trataba de consolar a las familias en duelo. Quería arreglar su tristeza y estaba convencido de que si lograba decir lo correcto y perfecto, aliviaría sus emociones. Así que hablaba demasiado y buscaba las palabras mágicas que aliviarían la pesadez.

No era que estuviera tratando de hacer bromas de manera inapropiada o de evitar por completo la realidad de que un ataúd con un cadáver estaba justo en la habitación. Pero no estaba dispuesto a enfrentar esa dura realidad, porque reconocerla también era reconocer que la muerte trae consigo una gama compleja de emociones que son imposibles de resolver en un solo día.

Reacciones

Mientras tanto, la incomodidad de saludar a una viuda que acaba de perder a su marido nos obliga a hablar, a decir algo, cualquier cosa, por lo que las palabras que decimos en los funerales suelen ser trilladas. Incluso pueden ser dañinos involuntariamente porque, cuando ofrecemos falso consuelo y lugares comunes, aquellos que están de duelo pueden tener la impresión de que deberían sentirse diferentes de lo que son, y que hay algo malo o grosero en la tristeza. Da la impresión de que la forma socialmente aceptable de afligirse es manejarlo educadamente y en silencio antes de seguir adelante rápidamente. La viuda afligida se siente culpable por no poder ver el lado bueno, o admitir que al menos su esposo de 60 años ahora está en un lugar mejor, o al menos ya no sufre.

Con los años, he aprendido lo que no debo decir

Sin tópicos. Sin tratar de arreglarlo. Sin minimizar la muerte con falsa positividad. Sobre todo, abstenerse absolutamente de pronunciar cualquier frase que comience con las palabras «Al menos…».

Evitar esos lugares comunes tiene un costo. Significa que no puedo ignorar los sentimientos. No puedo ignorar el dolor y la realidad de lo que significa amar y perder a otra persona, lo que significa sentir que un pedazo de tu corazón ha sido roto y enterrado para siempre.

Un funeral es un reconocimiento de un gran dolor, la presencia de una herida espiritual abierta que no sanará por completo. Debemos ser muy valientes para admitir honestamente esto. Pero debemos admitirlo, porque la herida persistente es el signo del verdadero amor, porque hay un valor insustituible en las vidas que están entrelazadas y hay una pérdida irreparable cuando la muerte hace una separación física. Minimizamos esta realidad en perjuicio de nosotros mismos.

Hay algunas cosas que he aprendido que puedo, y tal vez debería, decir en un funeral

Le digo a la familia que lamento su pérdida. Trato de compartir una historia de cómo admiraba al difunto de una manera específica y referirme a un aspecto de su carácter que quiero imitar. Sobre todo, les hago saber que estoy allí para orar con ellos y encomendar a su ser querido a Dios, que la muerte no detendrá ni puede detener el amor que las personas tienen entre sí.

La mejor manera de orar es a través de la Misa y, si alguna vez te preguntas qué hacer, en términos prácticos, encarga una Misa por los difuntos y entrega a quien está en duelo una tarjeta de Misa con la fecha específica en la que se ofrecerá.

Sobre todo, las personas en duelo simplemente aprecian que estés allí. Así que prepárate para escuchar en silencio, sin intercalar cómo lo arreglarás. No hay solución, así que prepárate para seguir estando allí en el futuro.

Los lugares comunes, dice el escritor Leon Bloy, son “una especie de escotilla de escape para huir”. No debemos huir. No debemos acobardarnos. Habla con autenticidad, incluso si las palabras son difíciles de pronunciar. Descubrí que las menos palabras dichas siempre son las mejores, porque la realidad de quiénes somos como seres humanos y el amor que compartimos es mucho más grande de lo que pueden describir unas pocas palabras.

Tags:
doloresperanzamuerte
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.