Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Quieres vengarte? No lo hagas, la justicia es de Dios

Happy young man

ViDI Studio | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 23/06/22

La Biblia explica qué hacer cuando alguien te hace daño y habla de la necesidad de perdonar

«No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados”

Lucas 6 37

¿Te cuesta perdonar, verdad? Lo sé, no tengo que ser un adivino para saberlo, es normal, nos pasa a todos.

Alguien te hace daño a propósito y no sabes cómo reaccionar. Pasas días pensando cómo devolverle el golpe y que le duela.

Quisiéramos devolver golpe por golpe y hacer daño también. Es la primera reacción. En nuestra mentalidad humana esa sería la justicia apropiada, ¡que sufra!

Pero te alejas de Dios y de su justicia y misericordia con esos oscuros pensamientos. Te haces un daño terrible a ti mismo.

No los permitas. Te enferman, te oscurecen el alma. Lucha contra ellos.

Llamados a perdonarlo todo

Estamos llamados al amor, a perdonar todo y a ser compasivos. Incluso, aunque suene fuerte, a perdonar a nuestros asesinos. Así lo hicieron muchos santos en la historia. Sus últimas palabras fueron: “te perdono”.

Hace poco leí sorprendido el caso de un holandés que le regalo un rosario a la enfermera que lo mató con una inyección letal. ¡Impactante!

He conocido otros casos. Este ocurrió a inicios de la guerra civil española. Y me lo narró el hijo del hombre que mataron, que perdonó y se hizo sacerdote. Nos sentamos en una banca de la iglesia y allí inició su relato.

Una noche tocaron la puerta de su casa. Su papá intuyó lo que iba ocurrirle y para proteger a su familia abrió la puerta solo y no ofreció resistencia.

Perdonó al asesino de su padre

Se lo llevaron y nunca lo volvieron a ver. Algunos vecinos fueron testigos involuntarios de lo ocurrido y les contaron todo, identificando a los asesinos, hombres del pueblo en donde ellos crecieron.

Conocía al asesino de su padre. Solía pasearse por el pueblo tranquilo, sin que nadie le reprochara sus delitos. Era impresionante tanta calma.

Llegaba en ocasiones a tomar café por las tardes en una pequeña cafetería a la que iba todo el pueblo y muchos sabían lo que había hecho. Se reunía a jugar a las cartas con algunos amigos, cómplices de este atroz crimen.

Él lo veía allí riendo, viviendo su vida mientras su padre estaba muerto. Incluso pasaba por su humilde casa a saludar como si nada.

Con los años lo perdonó y experimentó el gran poder sanador del perdón ¿lo conoces? ¿lo has vivido?

FORGIVENESS
Te puede interesar:El poder sanador del perdón

Lo que dice la Biblia sobre la justicia

Era necesario perdonar, para seguir adelante y dejar todo en las manos amorosas de Dios.

Había leído muchas veces estas fuertes palabras de las Sagradas Escrituras y las llevaba grabadas en su corazón: “La justicia es de Dios.”

“Hermanos, no se tomen la justicia por su cuenta, dejen que sea Dios quien castigue, como dice la Escritura: Mía es la venganza, yo daré lo que se merece, dice el Señor. Y añade: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber: éstas serán otras tantas brasas sobre su cabeza. No te dejes vencer por el mal, más bien derrota al mal con el bien”.

Romanos 12, 19-21

Lo movían estas palabras a confiar en la justicia Divina y no desearle el mal por todo el daño que les hizo.

Asesinó a su padre de un tiro y lo dejó tirado junto a otros que fusilaron en una zanja, afuera de pueblo.

No ha sido el primero ni el único que perdonó tan horrendo crimen, en Aleteia recogimos un caso similar. Te invito a leerlo aquí.

Esta era la mayor prueba de amor y de fe y confianza en Dios que podía alguna vez enfrentar.  Conocía este mandato divino:

 “Arranquen de raíz de entre ustedes disgustos, arrebatos, enojos, gritos, ofensas y toda clase de maldad. Más bien sean buenos y comprensivos unos con otros, perdonándose mutuamente, como Dios los perdonó en Cristo”.

Efesios 4, 32

Sin la fe, la certeza de Dios y la fortaleza que dan los sacramentos, es muy difícil perdonar, amar y olvidar el daño que nos hicieron. Sobre todo perdonar como nos pidió Jesús: 70 veces 7, es decir, “siempre”.

Y si al final no puedes, pide a Dios que te ayude y Él lo hará.

En este artículo de Aleteia te mostramos 12 pasos sencillos, a tu alcance, para que aprendas a perdonar. Síguelos…

¡Ánimo! Te va a ir bien.

¡Dios te bendiga!

Tags:
bibliajusticiaperdonvenganza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.