Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 07 julio |
San Fermín
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cura atiende una petición de confesión en plena fila del cine

Pe. Matheus Aquino ouve confissão em plena fila do cinema, no Rio de Janeiro

@phdelfino | Instagram

Francisco Vêneto - publicado el 20/06/22

“El sacerdocio no es una profesión. El sacerdote no es sacerdote de 9 a 18 horas, sino todos los días, el 100% del tiempo, sin descanso”

En plena cola para entrar en el cine, en Río de Janeiro, una persona pidió a un sacerdote que le confesara. Y un amigo del cura compartió ese hecho inusual en las redes sociales, dando testimonio de que «el sacerdocio no es una profesión» y que el padre lo es «todo el día, el 100% del tiempo».

La experiencia la vivió el padre Matheus Aquino, de la arquidiócesis de Río: había ido al cine con su amigo Pedro Delfino y, mientras esperaban, un hombre lo vio con sotana y decidió pedirle que le confesara allí mismo.

Esto es lo que Pedro escribió en Instagram al comentar el testimonio del Padre Mateo:

El sacerdocio no es una profesión. El cura no es cura de 9 a 18 horas, de lunes a viernes. Lo es todos los días, el 100% del tiempo, sin descansos, fines de semana ni jubilación.

Como dice san Pablo en 1 Cor 7,35, quien se consagra a la vida religiosa opta por una “entrega integral al Señor”. El sacerdote entrega su vida a Dios, sin compartirla con nadie más.

Por tanto, si la sotana es su “uniforme de trabajo”, tiene sentido la costumbre de los antiguos de ir siempre ataviados con su armadura sacerdotal.

Después de todo, el sacerdote nunca deja de ejercer su oficio.

Ayer mi amigo @pematheusaquino fue sorprendido en la puerta del cine con el pedido de un desconocido que se le acercó queriendo confesarse ahí mismo. ¡Qué hermosa escena!

Él ni siquiera sabe que tomé esta foto y ciertamente la verá por primera vez ahora, junto con usted.

Pero no pude resistir y registré el momento, ya que esta escena me recordó inmediatamente las palabras de Don Justino, quien dijo: “La sotana es la liturgia de la calle. La persona que ve está obligada a pensar en Dios”.

De hecho. ¿Cuántas personas no pasaron en ese breve momento y quedaron impactadas por esta escena inusual?

¿Cuántas reflexiones internas, admiración silenciosa e intereses ocultos suscitó ese momento, aparte del mismo sacramento allí administrado?

Nada de esto habría sucedido si hubiera estado usando jeans y una camisa polo.

De hecho, con cada aparición pública de un sacerdote con sotana, donde quiera que vaya, ¡las almas pueden estar siendo influidas para volverse a Dios sin que el sacerdote lo sepa!

Literalmente, por la fuerza del “hábito”.

View this post on Instagram

A post shared by Pedro Delfino (@phdelfino)

Tags:
sacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.