Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 26 enero |
Santos Timoteo y Tito
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Un maestro mexicano huye de Ucrania, pero antes donó su dinero y su escuela como refugio

MEXICAN

@Chopinmusicandarts

Javier Donlucas con un alumno de la escuela.

Jaime Septién - publicado el 08/03/22

No son muchos los mexicanos que viven -o vivían- en Ucrania. De hecho, varios aviones de la Fuerza Aérea Mexicana han ido evacuando a la comunidad mexicana que huye de la guerra y tanto la cancillería como el presidente López Obrador han confirmado que ningún mexicano se quedará en el territorio asediado por el ejército ruso.

Uno de ellos, Javier Donlucas, un maestro de música para niños de escasos recursos y menores con alguna discapacidad que vivía en la ciudad de Lviv (Leópolis), salió de Ucrania junto con su mujer y su hijo. Y, según da a conocer el periódico Excélsior, antes de salir hizo un acto ejemplar: decidió donar su dinero y abrir la escuela que él mismo había fundado “para que sirva de resguardo a los ucranianos que continúan bajo el acecho ruso”.

Donlucas es uno de los 44 mexicanos que llegó el pasado fin de semana a México. Fue testigo de los ataques del ejército ruso y asegura, sin lugar a duda, que iban dirigidos a la población civil. Es un maestro de música. Ha publicado dos libros de texto para hacer el aprendizaje de piano más sencillo, y sobre todo, para niños con discapacidad.

Le pidió a la subdirectora de la escuela: «Lánzate al súper y compra todo lo que puedas. Mételo a la escuela y abre la escuela para los refugiados”.

“Ya que nos veníamos le dejé dicho a la subdirectora que a mí ya no me sirve el dinero ucraniano y las tarjetas ucranianas me las van a ch…, se van a devaluar, y antes de irme le dejé toda la lana (el dinero)», relató Donlucas a Excélsior. Y agregó que le pidió a la subdirectora de la escuela: «Lánzate al súper y compra todo lo que puedas. Mételo a la escuela y abre la escuela para los refugiados”.

MEXICAN
Las banderas ucraniana y mexicana penden como signo de fraternidad.

El mexicano, compenetrado con la gente de Ucrania, pagó la renta del local que ocupaba su escuela por adelantado –no dijo por cuánto tiempo—. Se aseguró también, antes de salir para su país de origen, que se abriera como refugio. Incluso, alcanzó a corroborar cómo una familia de Leópolis se había ido ya a refugiar en las instalaciones.

En el metro hasta que pudieron escapar

Antes de poder huir, Donlucas, su mujer y su hijo estuvieron refugiados en una estación del metro mientras arriba de ellos sonaban las bombas. “La sensación de la población era de pánico”, dijo. Tuvo suerte de poder huir a Rumania. En ese país –donde fue recogido por el avión de la Fuerza Aérea Mexicana- pidió a la subdirectora que abriera las puertas de la escuela sobre todo a un grupo de padres de niños con autismo.

“La escuela es para niños con discapacidades y también para chavitos ucranianos que no tienen oportunidad de clases de música”, explicó Donlucas a Excélsior sobre su labor profesional y social en Ucrania. Quizá ahora pueda proponer su método y su escuela a los niños mexicanos. Por lo pronto dejó en Ucrania el alto nombre de la solidaridad que habita en la raíz del pueblo de México.

Leópolis es una ciudad situada al oeste de Ucrania, a unos 70 kilómetros de la frontera con Polonia. Se ha convertido en el pulmón de la resistencia ucraniana y ha visto, entre otras cosas, hechos inéditos, como el traslado del famoso Cristo de esta ciudad a un búnker. Esto es algo que no sucedía desde la Segunda Guerra Mundial.

Tags:
guerramaestromexicorusiaucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.