Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 22 mayo |
San Cristóbal Magallanes y compañeros mártires
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Desde la Fe: 25 años de periodismo católico en la arquidiócesis más populosa del mundo

WEB3-DESDELAFE-MEXICO-WEB-desdelafe.mx_.jpg

Jaime Septién - publicado el 24/02/22

A los medios católicos: No tengamos miedo de trabajar unidos, es nuestra fortaleza

Javier Rodríguez es el encargado de Comunicación de la Arquidiócesis Primada de México y lleva la responsabilidad de la publicación del semanario Desde la Fe que cumple en este mes de febrero 25 años de andadura. Un número de años muy interesante, considerando las dificultades que enfrenta el periodismo católico en un país en donde el anticlericalismo se da en variadas capas de la sociedad, incluyendo a los propios católicos.

Javier, ¿Qué ha significado Desde la Fe en la experiencia de 25 años de los lectores de la arquidiócesis más populosa del mundo?

Hace unos días contaba la anécdota de una edición que publicamos con el tema en la portada: “¿Por qué Dios permite la enfermedad?” Fue una edición que no se vendió tanto como esperábamos y tuvimos algunas devoluciones. Sin embargo, meses después, un joven llamado Rodrigo nos buscó y nos dijo que esa edición fue el consuelo que él necesitaba en un período crítico de la enfermedad de su papá, que había obligado a la familia a pasar largas y agotadoras jornadas en hospitales.

Este testimonio es uno de tantos que he conocido en estos años en los que he tenido la bendición de dirigir este proyecto, y a través de los cuales he ido descubriendo la enorme responsabilidad que conlleva, y la importancia de poner el mayor esmero en cada línea, en cada imagen, en cada gráfico, pues nunca sabemos cuántos Rodrigos necesitan de Desde la Fe para encontrar a Dios o acercarse más a Él.

¿Es solamente para lectores católicos?

Desde la Fe fue pensado para llevar la luz del Evangelio más allá de las comunidades parroquiales; es decir, a los alejados, creyentes y no creyentes. En un principio, su influencia se concentró en atender a quienes podían acceder a él como medio impreso, pero hoy en día, internet ha roto las barreras geográficas y los alcances que tiene una comunidad parroquial. Tenemos una gran oportunidad de cumplir nuestra misión como agente de evangelización.

Por estar situada en la capital del país, su influencia es nacional y, aún, internacional: ¿cómo manejan ustedes la cercanía con el poder político y económico que se asienta –México es un país muy centralista– en Ciudad de México?

El cardenal Carlos Aguiar Retes nos ha dicho que es en el diálogo donde tenemos que encontrar las respuestas a los problemas del país. En la escucha y en la propuesta, en la participación de todos los agentes sociales. Sin duda, nuestro mecanismo más fuerte para expresarnos es nuestro Editorial semanal, en el que igual hemos hecho uso de nuestro deber profético al denunciar aquello que está mal, o evidenciando la importancia de atender ciertos temas fundamentales. Pero más que cercanía o alejamiento, hemos buscado trazar puentes que permitan un mayor diálogo, y a través de los cuáles hagamos evidente la urgencia de atender a los más necesitados y defender los valores del Evangelio.

¿Cómo ha sido la incursión del semanario en las redes sociales?

Desde la Fe inició su etapa multiplataforma en febrero de 2019. Por ese entonces, el Papa Francisco había lanzado su mensaje para la 53 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, en el que hablaba sobre los medios en las redes sociales. De hecho, iniciamos la etapa digital atendiendo en buena medida este mensaje, pensando en construir una red abierta al diálogo, a la escucha, una red, como dijera el Santo Padre, hecha para liberar, y no para atrapar.

Se planteó una estrategia basada en la escucha (¿de qué se habla en las redes sociales y cómo se hace?), en construir una personalidad (alegre, jovial, colorida), en trabajar en conjunto (estableciendo alianzas y usando las herramientas digitales para sumar esfuerzos), y en atender el principio periodístico de que no toda la gente sabe lo mismo, y por lo tanto, la explicación se vuelve un proceso transversal. El resultado ha sido un crecimiento sostenido no solo en la audiencia, sino en la interacción de las personas con los contenidos, y que tuvo su punto más alto en 2020, cuando la pandemia nos exigió robustecer el trabajo en las plataformas digitales.

¿La pandemia nos ha enseñado algo a quienes hacemos periodismo católico?

Tres cosas: La primera que existe sed de Dios. Todos hemos crecido en nuestros canales digitales; nuestros fieles han respondido a las convocatorias y han apoyado; han incrementado las búsquedas de fe y sentido de la vida; creció el deseo de orar y acercarnos más a Dios. La segunda es que juntos somos mejores. Hemos establecido alianzas entre medios y entre diócesis; hemos organizado eventos en conjunto; nos hemos ayudado y orientado para impulsar nuestra labor; hemos compartido experiencias. Y la tercera cosa que hemos aprendido es que la creatividad no tiene fronteras. Hemos dado respuesta a los obstáculos que la pandemia nos impuso; obispos, presbíteros y laicos han desarrollado nuevos espacios de comunión; hemos explorado nuevas formas de comunicarnos y usado nuevas herramientas tecnológicas.

¿Qué futuro tiene, para ti, el periodismo católico?

Yo creo que debemos priorizar la profesionalización de nuestros procesos de trabajo. Dar capacitación constante a las áreas de comunicación; compartir aprendizajes, y ayudarnos a corregir errores. Es importantísimo incorporar a profesionales de la comunicación para coordinar los esfuerzos; y tener un cómo, un por qué y un para qué bien definido antes de entrar al mundo digital. En 2019 tuve la oportunidad de estar con el Papa Francisco y le hice esta misma pregunta. Él respondió: “Escuchen, dialoguen, y no tengan miedo, pues si tienen miedo, asustan a la gente”. Yo invitaría a los medios católicos a que no tengamos miedo de trabajar unidos; pues esa podría ser nuestra gran fortaleza.

Tags:
evangelizacionmedios de comunicacionmexico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.