Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Qué efectos tiene el ruido sobre la salud del cerebro?

shutterstock_264944615.jpg

tartaruga1988 | Shutterstock

Silvia Lucchetti - publicado el 26/11/21

Un artículo reciente que apareció en una revista de divulgación científica nos ayuda a comprender el gran valor del silencio para permitir que nuestro cerebro funcione al máximo y preserve la salud de todo el organismo

Un artículo interesante de la periodista científica alemana Anna Von Hopffgarten sobre la importancia del silencio apareció en la edición de noviembre de la revista mensual de psicología y neurociencia Mind.

La pregunta de partida para abordar el tema es: ¿qué efectos tiene a largo plazo exponer el cerebro al ruido incesante que caracteriza la vida de casi todos los «habitantes» del mundo occidental?

Silencio, esta riqueza cada vez más rara y despreciada

Es cierto que encontramos en el mercado los denominados «generadores de ruido blanco», o ruidos, originalmente concebidos para saturar la audición con un ruido constante destinado a tratar el tinnitus (molestos sonidos agudos similares a un zumbido percibido incluso en el ausencia de ruidos externos); pero que en la actualidad se utilizan cada vez más para favorecer el sueño, la concentración o simplemente la relajación.

Sin llegar apresuradamente a conclusiones simplistas, ¿qué nos muestran los estudios científicos al respecto?

Abogan por una correlación entre las enfermedades cardiovasculares y el ruido constante que existe, por ejemplo, en las proximidades de los aeropuertos y las arterias de mucho tráfico, como las autopistas.

Ruidos en la cabeza incluso durante el sueño

Nuestro cerebro «retumba» ante los ruidos incluso durante el sueño, cuando la conciencia puede considerarse fuera de juego.

Ruidos poco comunes o altamente estimulantes activan la amígdala, una unidad de control que se enciende cuando se desencadena el miedo o se desencadenan otras emociones desagradables.

A partir de ahí, el eje suprarrenal hipotálamo-pituitario se pone en movimiento, inundando la sangre con grandes cantidades de cortisol, la principal hormona del estrés, que indica un evento peligroso en curso.

Inicialmente, cuando nuestra «máquina» se pone en movimiento acelerado, parece funcionar mejor: la presión arterial aumenta, la atención aumenta, la frecuencia cardíaca se acelera, los músculos se contraen y están listos para la acción.

La contaminación acústica

Pero a la larga, esta hiperactivación continua resulta ser perjudicial: por eso la Organización Mundial de la Salud desde 2011 ha considerado la contaminación acústica como «una amenaza para la salud pública».

Es cierto que el sonido que generan los narradores ciertamente no es el típico ruido que ilumina la amígdala y pone al cuerpo en estado de alarma, pero aun así priva al cerebro de refrescarse con el silencio.

Pausas acústicas: ¿cuáles son las ventajas?

¿Qué ventajas se derivan del uso de pausas acústicas para nuestro órgano más noble y, en consecuencia, para todo el organismo?

Fueron descubiertos por casualidad por unos investigadores de la Universidad de Pavía mientras intentaban identificar los tipos de música más saludables para el sistema cardiocirculatorio.

El estudio

A los participantes del estudio se les hizo escuchar piezas musicales de seis tipos diferentes, desde la clásica al techno hasta la de los Red Hot Chili Peppers (una fusión de rap / funky y rock energético), mientras que se medían sus índices relacionados con la respiración, la presión arterial y actividad cardíaca.

CISZA
No toda la música es igual de saludable.

Se intercaló un silencio de dos minutos entre cada pieza. Todos los tipos de música hicieron que los parámetros cardiorrespiratorios antes mencionados se elevaran por encima de sus valores previos al experimento cuanto más rápido era el ritmo propuesto.

Silencio, efecto relajante

El resultado más sorprendente, sin embargo, fue que en la pausa de silencio los valores cayeron por debajo de los basales, lo que indica la aparición de un efecto «relajante».

El efecto de relajación se debió a la alternancia de la escucha de la música y el posterior silencio; como si la «liberación» del compromiso de atención acústica produjera un rebote favorable hacia abajo.

Por tanto, debe deducirse que el apagón prolongado del sonido es, desde este punto de vista, menos ventajoso que la alternancia de ruido y silencio. Poder disfrutar de momentos de «vacío acústico» se ha vuelto tan valioso para muchos que están dispuestos a pagar para disfrutarlos.

«El silencio es también el lenguaje de Dios»

Además de unos sencillos auriculares para amortiguar de forma económica los sonidos del entorno circundante, llegamos a recurrir a «campamentos de meditación» en el bosque o «retiros de silencio» en conventos dispuestos a acoger selectivamente a personas que buscan la «paz» dentro y fuera de ellos.

Porque como dice el Papa Francisco, «el silencio es también el lenguaje de Dios» (vaticannews.va). O refugiarse en parajes naturales imposibles de alcanzar para la mayoría.

«Ruidos mentales»

Pero incluso estas condiciones de ausencia de estímulos acústicos no garantizan que el silencio reine en nuestra cabeza.

Cuando no escuchamos nada, es nuestra cabeza la que muchas veces empieza a generar pensamientos en los que hay frases o sonidos; «ruidos mentales» que en ocasiones colonizan el cerebro, transformándose en un bucle que puede resultar sumamente molesto.

Por otro lado, dejar ocasionalmente, gracias al silencio, el libre movimiento a pensamientos «soñando» con los ojos abiertos parece favorecer la riqueza imaginativa.

Soñar con los ojos abiertos

Algunos investigadores del prestigioso Max-Plank-Institut de Leipzig han descubierto que el ejercicio de la ensoñación voluntaria provoca cambios en la estructura cerebral tanto que el primer firmante del estudio realizado al respecto afirma que:

En las personas que a menudo se entregan a sus pensamientos, la corteza es más gruesa en algunas regiones del cerebro frontal.

Mind

Y una corteza más gruesa significa más neuronas y más conexiones entre ellas; en un área que es particularmente importante para las funciones cerebrales superiores y el control del comportamiento.

WOMAN,THINKING
El silencio que ayuda a la interioridad puede ser enriquecedor y saludable.

Miedo al silencio

A pesar de las muchas lanzas rotas a favor de los beneficios que puede traer un silencio de una duración razonable, son muchas las personas que muestran gran dificultad para soportarlo, tanto en presencia de otros como cuando están solas.

Un investigador del Inserm de París (Instituto Nacional de Salud e Investigaciones Médicas) cree que, por su propia naturaleza, el hombre busca los estímulos necesarios para el desarrollo del cerebro. Entre ellos también la voz de otras personas, también porque …

(…) El silencio representa un vacío que, en algunos, despierta el miedo a la soledad

(Ibídem)

El silencio no da miedo cuando está Dios

Y esto es especialmente cierto para aquellos que, en ausencia de los demás, se sienten perdidos y asustados; porque rehuyen al mejor «Interlocutor» con el que siempre se sienten en contacto, comprendidos y protegidos.

Entonces sí, el silencio puede abrirse a un abismo aterrador, el de la angustia de la cancelación.

Tags:
bienestarneurocienciapsicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.