Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

No permitas que el infierno sea tu destino final

Claudio Baldini | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 16/10/21

Dios quiere que seas santo, para que pases una eternidad feliz, a su lado. Si eres infeliz, es hora de cambiar

«…y los echarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes»

Mateo 13, 50

Recuerdo haber leído el encuentro de san Pío de Pietrelcina con un increyente. Este le dijo durante una confesión:

– Padre Pío, no creo en el infierno.

A lo que el buen sacerdote respondió:

– Ya creerás cuando estés allá.

Thumbnail for read also
Te puede interesar:URGENTE: El infierno existe

Sufrimientos eternos

Muchos dicen que el infierno es la ausencia de Dios.

Otros que el mayor sufrimiento de los que están allí es ver la gloria de Dios a la distancia, con un muro impenetrable de por medio y no poder disfrutar de su Amor, vivir eternamente alejados de Él.

La Biblia por otro lado lo describe como un lugar de sufrimientos eternos.

Igual lo describen muchos santos de nuestra iglesia a los que Dios les ha permitido tener una visión corta de ese estado.

Sabemos que es un lugar de tormentos eternos, “un estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios” (Catecismo de la Iglesia Católica)

 «Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la puerta y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que la encuentran».

Mateo 7, 13-14

Leer la Biblia

He querido dedicar unos escritos a estos temas tan delicados porque se trata de nuestras almas inmortales y de su salvación. No es cualquier cosa.

Hablamos de nuestra eternidad, que debemos pasar en la presencia amorosa de Dios en el Paraíso.

Creo que es hora de empezar a leer la Biblia y conocer mejor nuestra fe para poder saber lo que Dios espera de nosotros y cuidarnos mejor.

Decía la beata sor María Romero Meneses: “No podemos elegir la fecha ni el lugar de nacimiento o nuestra muerte, o la familia con que viviremos en este mundo, pero sí podemos elegir nuestra eternidad. Procura que sea una feliz.”

Sé feliz para siempre

Dios quiere que seas santo, para que pases una eternidad feliz, a su lado. Si actualmente eres infeliz y vives en pecado, ese que te atormenta por las noches, es hora de cambiar.

Nuestro Dios es el Dios de las oportunidades, mientras tengas vida puedes hacerlo.

San Josemaría Escrivá aconsejaba soltar en la confesión primero aquello que más nos avergonzaba y torturaba, ese pecado tan difícil de soltar.

—Si dentro de ti, hijo mío, hay un «sapo», ¡suéltalo! Di primero, como te aconsejo siempre, lo que no querrías que se supiera. Una vez que se ha soltado el «sapo» en la Confesión, ¡qué bien se está!

Busca hoy un sacerdote y haz una confesión sacramental. Limpia tu alma de todo pecado y restaura tu amistad con el Padre Eterno. Seguro te mirará complacido desde el cielo y sonreirá.

Debemos estar en vela, preparados para ir al encuentro de Dios, en cualquier momento.

Conserva tu estado de gracia como un tesoro. Piensa más en tu alma, no la descuides.  No cometas ese grave error. Te espera una eternidad, ¿cuál elegirás?

Tags:
bibliacambiocieloconfesioneternidadinfiernomuerte
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.