Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿No lograr el primer puesto te provoca ansiedad?

kentoh | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 20/09/21

Mi felicidad no depende del número de seguidores que aplaudan todos mis logros, no son mis éxitos los que sostienen mi vida, sino Dios

La vida se juega en esos momentos en los que el corazón quiere tocar el cielo en la tierra y se pregunta cómo lograrlo. Quiere ser más, tener más, lograr más.

El corazón desea ser el más importante, ser el primero. Es fácil caer en comparaciones con el que está junto a mí.

Miro mi corazón y quiero ser el primero. Quiero triunfar, llegar más lejos. Me comparo con otros. Y no estoy dispuesto a permanecer en segundo plano.

No me resisto a permanecer oculto en la masa. Quiero más, busco el primer puesto. No me basta con ser el segundo.

Desde pequeño me enseñaron que tenía que destacar y tener éxito en la vida. Me comparan con otros.

Me exigen para que dé más, para que luche más y me esfuerce. No basta con ser segundo, tengo que ser el primero.

Pienso que si soy el mejor seré más feliz, lograré todo lo que mi corazón desea.

¿Dónde está el éxito?

nature

Hay estadísticas para todo. Pero ser el primero en todas las estadísticas es imposible. Una vez que entro en esa carrera nada me detiene.

Quiero ser el mejor de mi entorno, de mi localidad, de mi país, de mi generación. Siempre tengo a alguien cerca de mí con el que puedo compararme y salir perdiendo en la comparación.

Siempre puede haber alguien mejor que yo. No logro vencer siempre. No soy capaz de ser el primero en todo y por eso sufro.

Me explican las claves del éxito. A veces creo que depende del número de seguidores. O de ser capaz de lograr todo lo que me propongo.

Las personas que triunfan en la vida son las que tienen habilidades emocionales. Saben lidiar con sus emociones.

Son capaces de crear intimidad con facilidad. No crean dependencias insanas. Saben valorar a los demás y no están compitiendo siempre.

El éxito está unido a la felicidad, a la capacidad que tengo para enfrentar la vida. El éxito tiene que ver con conseguir las metas que me propongo.

La importancia de soñar

immaginazione
web3-immagination-sky-dreaming-paradise

Comenta la sicóloga Elena Sanz:

«Si quieres ser exitoso, has de soñar a lo grande. Solo la pasión te otorgará la motivación interna que se requiere para recorrer el camino hacia el triunfo. Y, si vas a fallar, al menos que sea persiguiendo tu verdadero sueño. No te limites».

Me dicen que tengo que soñar y desear cosas grandes. Sueños que superen todos mis límites.

Puedo triunfar en lo que me propongo. Pero a veces quiero ser el primero en todo. Y eso es imposible y me quita la paz.

No lograré nunca ser el primero siempre y en todos los ámbitos de la vida. Tampoco consigo lograr todo lo que pretendo, es imposible.

Sin miedo al fracaso

El fracaso forma parte de la vida. Pero la posibilidad del fracaso no puede retener mis pasos, como dice la sicóloga Elena Sanz:

«El miedo te paraliza. Miedo a fracasar, a no ser suficiente, a perder tiempo, dinero e ilusiones. Nuestra mente puede ser nuestro mayor enemigo, si dejamos que nos controle nos convencerá de que no existen oportunidades o de que no las merecemos».

Paralizarme por miedo a no triunfar es lo peor que me puede pasar. El miedo me impide arriesgar la vida.

Sé que vencer siempre y en todo no me da la paz que anhelo, me tensiona y despierta la ansiedad.

Luchando hacia la verdadera felicidad

Pero no por eso dejo de luchar por conseguir mis sueños. No dejo de dar el primer paso.

No quiero vivir deseando tener acceso a los mejores lugares, optar a las mejores oportunidades en la vida, sin hacer nada.

Tampoco quiero que eso se convierta en una obsesión que alguien pone en mi corazón desde que soy niño. Eso no me da la felicidad plena que busco.

Quiero alegrarme con ser bueno en lo mío, pero no necesariamente el mejor.

Quiero aceptar que soy bueno para ciertas cosas y malo en otras. No lo hago todo bien, no consigo todo lo que intento, no lo pretendo.

Algunas cosas me salen muy bien, pero otros son mejores que yo en lo mismo que yo hago bien. No me comparo.

En otros campos de la vida soy un desastre. No pretendo que digan que lo hago todo bien, aunque eso me dé ánimo.

No quiero ni siquiera que me aplaudan cada vez que hago bien algo en lo que soy bueno.

Mi felicidad no depende del número de seguidores que aplaudan todos mis logros.

No necesito cada día recibir un aplauso, un halago, una palmada en la espalda, un abrazo. No hace falta que me digan que soy bueno siempre y en todo.

Puedo vivir en un segundo plano y ser feliz. Puedo pasar desapercibido y ser feliz.

Las redes sociales han creado una exigencia al hombre de hoy que le produce una honda infelicidad.

Es como si siempre tuviera que decir algo importante, o como si en todo momento fuera necesario hacer bien, de forma perfecta todo lo que hago.

Es Dios quien me hace feliz

No hace falta para llevar una vida plena en todos los aspectos. Mis éxitos no sostienen mi vida, es Dios:

El Señor sostiene mi vida.

¿Para qué vivo discutiendo, queriendo quedar por encima de los demás? De nada me sirve, es la verdad.

Los discípulos pensaban como los hombres, no como Dios. Quiero aprender a pensar con las categorías de Dios.

Tags:
ambiciónhumildadpazvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.