Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX
home iconEspiritualidad
line break icon

Una adolescente normal que vivió como una heroína: Montse Grases

Montse Grases Garcia

Opus Dei Communications Office | Flickr CC BY-SA 2.0

Larry Peterson - publicado el 14/12/20

No tenía ni idea de que su santidad estaba transmitiendo una sensación de paz en su entorno, incluyendo a familiares y amigos

María Montserrat Grases García (conocida afectuosamente como Montse) nació en Barcelona el 10 de julio de 1941. Montse era la segunda de nueve hijos y sus padres le enseñaron a amar a Dios y a confiar en Él. Su educación sacó a relucir un carácter natural, vivaz y espontáneo que se ganaba el afecto de todos.

Durante sus primeros años de vida, Montse sufrió de bronquitis y otros problemas respiratorios. Requeríacuidados constantes, ya que los remedios de su época eran inefectivos.

Pareció mejorar por sí sola y, con tres años, su condición había mejorado enormemente. En octubre de 1946 ya pudo comenzar la escuela.

Montse hizo muchos amigos y le encantaban los deportes, el baile, la música y el teatro. Era el tipo de jovencita que despertaba una sonrisa en todos los que la conocían.

En búsqueda

Con 13 años, empezó a asistir a reuniones y actividades que fomentaban la formación cristiana. Su madre y padre eran miembros activos del Opus Dei desde 1952.

Animaron a su hija a unirse explicándole que le ayudaría a madurar espiritualmente y humanamente. Sin embargo, Montse no tenía claro si estaba preparada para comprometerse con el Opus Dei.

La joven Montse empezó el instituto en un centro de monjas en 1951. Luego continuó sus estudios en la Escuela Profesional para la Mujer.

En su tiempo libre, hacía con sus amigos frecuentes visitas a las zonas pobres de Barcelona para enseñar catequesis a niños, a quienes llevaban también dulces y otros regalos.

Montse continuó de forma aplicada sus estudios y manteniéndose físicamente activa. Jugaba al ping-pong, al tenis y al baloncesto. Llegó incluso a escalar montañas y recibió un premio por ganar una carrera en bicicleta.

MONTSE GRASES
Opus Dei | Flickr

En 1956, asistió a un retiro del Opus Dei. Tenía ya 15 años y sentía deseos de discernir si unirse o no al Opus Dei. Al final del retiro seguía sin estar segura y se embarcó en un periodo de oración y sacrificio para ayudarla a tomar la decisión.

Montse continuó rezando y buscando consejo a su alrededor. Entonces, el 24 de diciembre de 1957, finalmente escuchó la vocación de Dios para que se uniera al Opus Dei, así que buscó unirse a esta familia espiritual.

Desde aquel día en adelante realizó esfuerzos deliberados cada día para aspirar más alto en su vida espiritual y para avanzar en su búsqueda de alcanzar la santidad.

Por amor

Montse meditaba sobre la vida de Cristo y asistía a la adoración eucarística tanto como podía. También desarrolló una devoción profunda a la Virgen María.

Montse intentaba realizar sus rutinas diarias centrándose en hacerlas por amor en vez de por necesidad.

No tenía ni idea de que su santidad estaba transmitiendo una sensación de paz en su entorno, incluyendo a familiares y amigos. Pero eso es lo que pasa cuando alguien vive cerca de Dios.

En 1958, Montse fue con unos amigos a una estación de esquí de La Molina. Esquiando colina abajo, se cayó y lastimó una pierna. El dolor era tremendo y persistente, pero ella lo soportó con valentía y lo ofreció en sacrificio por las almas en el purgatorio.

El dolor empeoró y, después de varios meses, la llevaron a una clínica de la Cruz Roja para evaluarla. En junio de 1958, los médicos le diagnosticaron sarcoma de Ewing. Después de que le informaran de su enfermedad, escucharon a Montse cantar en su dormitorio:

“Cuando vivía tan feliz, sin pensar en el amor, querías que te amara y yo te amé apasionadamente. Y seguiré amándote incluso después de la muerte. Porque te amo con el alma, y el alma nunca muere”.
MONTSE GRASES
Opus Dei | Flickr




Te puede interesar:
A los 17 años un cáncer de huesos: “Lo que tú quieras”

¿Cuándo vienes a por mí?

María Montserrat Grases García murió el 26 de marzo de 1959. Era Jueves Santo y sólo tenía 17 años. Cuentan los testigos que intentó levantarse para mirar mejor una imagen de Nuestra Señora. Sus últimas palabras fueron: “¡Cuánto Te quiero! ¿Cuándo vienes a por mí?”.


SAINTS,COMP

Te puede interesar:
Las 6 poderosas últimas palabras de los santos

Muchas personas ofrecieron testimonio de su vida humilde y a la vez heroica y ejemplar. Su reputación sigue creciendo a día de hoy.

El 19 de abril de 2016, el papa Francisco confirmó que Montse había llevado una vida de virtud heroica y que era digna del título de Venerable. El siguiente paso en su camino de santidad es la beatificación.

Venerable Montse Grases García, por favor, reza por nosotros.


HAPPINESS

Te puede interesar:
Los santos, grandes influencers también para los jóvenes de hoy

Tags:
cancerjovenesopus deisacrificiosantosvirtudes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.