Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 08 mayo |
Nuestra Señora de Luján
home iconEspiritualidad
line break icon

Empezamos a rezar juntos en casa y llueven las bendiciones

COVID

Shutterstock | Da-Antipina

Lorena Moscoso - publicado el 24/07/20 - actualizado el 24/07/20

Los inesperados frutos de la oración en familia en la cuarentena por la pandemia de Covid

Uno de los frutos más grandes que ha dado esta cuarentena interminable es el descubrir la oración en familia.

Habíamos empezado a hacerla en Cuaresma como una tradición cristiana familiar, y terminó extendiéndose mucho más allá de lo planificado.

Con tantas historias dramáticas que veíamos alrededor del mundo y viendo cómo la enfermedad iba aproximándose a nuestro país y que el desastre era inevitable, continuamos con aquella promesa hecha a finales de febrero.


PALESTINA

Te puede interesar:
COVID-19: Escaló hasta la ventana del hospital para ver morir a su madre


ALESSIA BONARI

Te puede interesar:
Duras palabras de una enfermera que combate contra el coronavirus

Cada noche nos uníamos en oración con mi esposo y mis tres hijos de 14, 12 y 4 años.

Al principio, las oraciones costaban, las intenciones eran escasas y superfluas. Conforme los días fueron pasando, empezamos a ver que cada uno se extendía cada vez más en sus peticiones, empezaban a interiorizarse las intenciones, imaginando las diferentes situaciones de aquellos que podían estar sufriendo.

Mi niña más pequeña empezaba a pensar en la soledad de los abuelos, de sus abuelos. Pensaba que sería bueno que tuvieran una mascota, una que no diera alergias decía.

Otro de mis hijos empezaba a descubrir sus debilidades y pedía fortaleza en cada una de ellas.

Algunas noches, las oraciones me producían lágrimas, porque a pesar del encierro y de las circunstancias, solo podía agradecer en silencio por la belleza de esos momentos, por el tesoro de cada uno de ellos y de sus voces, por la unidad de la familia y la bendición de tener a Dios en casa para poder interceder por aquellos que realmente necesitaban de oraciones.


HOSPITAL

Te puede interesar:
14 días en cuidados intensivos por coronavirus: «Estoy viva por la oración»

Incluso los que menos fe tenían en este círculo de oración empezaban a pedir fe y a agradecer por las oraciones respondidas.

En ocasiones, la más pequeña tenía arrebatos de ateísmo, y empezaba a debatir sobre si Dios existía o no existía. Y tocaba hacer pequeñas reflexiones.

Concluía pidiendo a María que cuide bien a su hijo, quizás pensando en que lo había visto tantas veces crucificado. Pero estas reflexiones eran maravillosas.

PRAY
Rob Marmion | Shutterstock

No siempre la atmósfera era la mejor. Había momentos en que los gritos abruptos entre los juegos y las peleas de los niños rompían la armonía del momento previo a la oración, y costaba mucho hacerla.


FATHER-PRAYING-KIDS-BED

Te puede interesar:
Oración en familia: ¿Cómo orar con tus hijos y evitar la cacofonía?

Sin embargo, creo que en muchos hogares cristianos la oración ha tenido un proceso de maduración intenso. Ha transformado los hogares, uniendo corazones, abriendo caminos, solidarizando los corazones con muchas situaciones al interior y al exterior de la familia.

Jamás pensé que una costumbre tan dejada de lado por muchas familias cristianas pudiera dar tantos frutos…

Estoy segura de que, al interior de este hogar, hay mucha más paz ahora que en 18 años de matrimonio, más bendiciones que en ningún otro momento.

La oración en familia, las reflexiones unidos, el rezo del Rosario y la bendición de las comidas son actividades que suponen un “estar” en presencia de Dios, de quien el alma de la familia se alimenta y se transforma.

FAMILY, PRAYING, LUNCH;
Aquarius Studio | Shutterstock


GIRL PRAY

Te puede interesar:
¿Cómo darle una dimensión cristiana a la mesa familiar?

Es al cobijo de Dios Padre como podemos encontrar la armonía, hacernos más humildes, más dóciles a la voluntad de Dios y más fuertes en nuestra fe. Aunque no lo veamos, lo podemos “reconocer” en los frutos producidos en cada una de nuestras almas.

Muchas cosas han cambiado en la vida y en el mundo, muchas situaciones nos han quebrado y nos han obligado a renacer, muchas más nos harán ver que somos vulnerables y débiles lejos de Dios.

Pero estamos con Él, aunque sobrevenga el dolor y la enfermedad.

El abrazo de Dios, de Su voluntad, es un bálsamo bien recibido pues tenemos fe en Su presencia, en Su entrega y en Su amor.

Hoy me pongo a pensar: cuánta riqueza inesperada tenemos hoy y que pobres éramos antes…


COVID

Te puede interesar:
10 grandes enseñanzas que nos ha dejado la pandemia

Tags:
bendicióncoronavirusfamiliafeoracion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
4
SARAH VOSS
Dolors Massot
Las gimnastas alemanas cubren sus piernas contra la sexualización
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.