Aleteia

Hay más niños desplazados que las poblaciones enteras de Australia, Dinamarca y Mongolia juntas

Comparte

Hoy se celebra el Día Mundial del Refugiado

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Aproximadamente uno por ciento de la humanidad (79.5 millones de personas) se encuentra hoy, 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, en condición de desplazado de su país, de su tierra, de su hogar; una condición en extremo humillante a la que todos estamos obligados a solucionar.

“Tendencias Globales”, el informe anual de la ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, publicado dos días antes de la jornada dedicada a reflexionar sobre este problema lacerante, muestra cómo el desplazamiento forzado afecta una de cada 97 personas que habitan en la Tierra.

A eso hay que añadir situaciones como la pandemia del coronavirus y el cierre de fronteras para “evitar la propagación del contagio” que los gobiernos han llevado a cabo, por lo que cada vez menos personas desplazadas pueden retornar a su tierra, enfrentando un presente y un futuro incierto y doloroso.

En busca de un hogar

En este contexto, la ACNUR hace un llamado a los países de todo el mundo para que realicen “un mayor esfuerzo para encontrar un hogar para millones de refugiados y otras personas desplazadas por conflictos, persecuciones o eventos que perturban gravemente el orden público”.

En este Día Mundial del Refugiado, el mensaje del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados y desplazados, Filippo Grandi, pide “una mayor solidaridad y acción global para incluir y apoyar a las personas refugiadas, desplazadas internas y apátridas, así como a quienes les acogen”.

El informe 2020, muestra que un número sin precedentes de 79,5 millones de personas estaban desplazadas a fines de 2019. Es la cifra más alta jamás registrada por ACNUR en la historia.

Además, cada vez menos refugiados pueden regresar a sus hogares. Durante la última década, ese número se ha reducido a alrededor de 385.000 personas, “lo que significa que el aumento en el desplazamiento hoy supera ampliamente las soluciones”.

Una nueva realidad

“Estamos presenciando una nueva realidad, ya que el desplazamiento forzado hoy en día no solo está mucho más extendido, sino que simplemente ya no es un fenómeno a corto plazo y temporal”, dijo Grandi en un mensaje previo a la celebración del Día Mundial del Refugiado.

“No se puede esperar que las personas vivan en un estado de incertidumbre durante años, sin la posibilidad de volver a casa, ni la esperanza de construir un futuro donde estén”, reforzó su mensaje el Alto Comisionado de la ACNUR.

Para Grandi, el mundo necesita una actitud “fundamentalmente nueva y más receptiva hacia todas las personas desplazadas”, junto con un impulso “mucho más decidido para resolver conflictos que duran años y que están en la raíz de un sufrimiento tan inmenso”.

Sobre todo, una nueva actitud hacia los niños. Se estima que hoy en día hay entre 30 y 34 millones de pequeños que han sido desplazados (muchos de ellos viajando solos), lo cual representa una población mayor que, por ejemplo, las poblaciones enteras de Australia, Dinamarca y Mongolia juntas.

De África, Medio Oriente y Venezuela

“Tendencias Globales” de ACNUR muestra que de los 79,5 millones de personas que se encontraban desplazadas al final del año pasado, 45,7 millones eran personas que habían huido a otras áreas de sus propios países.

El resto eran personas desplazadas en otros lugares, 4,2 millones de ellas esperaban el resultado de sus solicitudes de asilo, mientras que 29,6 millones eran refugiados y otras personas que se habían visto obligadas a desplazarse fuera de su país.

El aumento anual, de una cifra de 70,8 millones a fines de 2018, es el resultado de dos factores principales. Primero, los nuevos desplazamientos en 2019, particularmente en la República Democrática del Congo, el Sahel, Yemen y Siria, y el segundo la mejor representación de la situación de los venezolanos fuera de su país.

En cuanto a la nacionalidad, cinco países representan dos tercios de las nacionalidades de las personas desplazadas a través de fronteras: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur y Myanmar.

Datos duros

Un recuento de ACNUR señala que, al menos, cien millones de personas se vieron obligadas a huir de sus hogares en la última década, buscando protección dentro o fuera de sus países. “Hay más personas que huyen que toda la población de Egipto, el decimocuarto país más poblado del mundo”.

Otro dato a considerar es que el desplazamiento forzado casi se ha duplicado desde 2010 (41 millones entonces frente a 79,5 millones ahora). Además, que ochenta por ciento de las personas desplazadas se encuentran en países o territorios afectados por inseguridad alimentaria aguda y desnutrición, muchos de ellos son países que enfrentan riesgos climáticos y de desastres naturales.

Es por eso que el lema del Día que hoy se celebra en todo el mundo tiene como lema: “Todo el mundo puede marcar una diferencia. Toda acción cuenta”. Porque se trata de una realidad a la cual la humanidad ya no puede voltear la cara y pretender que por sí misma se va a solucionar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.