Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Sus gemelas nacieron cuando ella estaba al borde de la muerte por coronavirus

MILI

Twitter | @felixcastillos2

Dolors Massot - publicado el 10/05/20

Ayla y Ayma nacieron por cesárea. Al salir de cuidados intensivos, su madre no recordaba que estuviera embarazada. Así fue el reencuentro entre madre e hijas.

Mili es una mujer de origen boliviano que ingresó en el Hospital de Vall d’Hebron de Barcelona a causa de la covid-19. En esos momentos estaba embarazada de gemelas.

El coronavirus le provocó una neumonía grave y tuvo que ser llevada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital. Avanzaron los días y se hizo necesario sedarla. En la semana 28 del embarazo, el equipo médico consideró que la mejor opción para las bebés que estaban en camino y para la madre era llevar a cabo una cesárea.

Así, con Mili en sedación e intubada, nacieron Ayma y Ayla. Sus nombres son de origen paquistaní, como su papá.

Olvidó que estaba embarazada

Transcurrieron 21 días hasta que Mili se recuperó y fue posible retirarle la sedación. Pero en ese momento se produjo una curiosa circunstancia: a pesar de que había sido madre de dos niñas, no recordaba nada absolutamente de su embarazo. 

«Los médicos me enseñaban fotos de las niñas»

Tuvo que ser su marido, Yaseen, y el equipo médico, quienes le tuvieron que situar en la nueva realidad: “Los médicos me enseñaban las fotos de las niñas para que viera que estaban bien y yo escuchaba pero no respondía. Era como si viniera de otro planeta. Cuando al final me pasaron al teléfono de la UCI a mi marido, lo primero que le pregunté es por qué no estaba conmigo y me había dejado allí sola. No recordaba nada”, declaró.

Y es que, a causa de la sedación, Mili perdió la memoria reciente.

A pesar de las explicaciones, Mili se encontraba débil y abatida, sobrepasada por la situación.

El momento de recuperar el contacto físico

El jefe del Servicio de Neonatología, el doctor Félix Castillo, decidió entonces acompañarla a los boxes de los prematuros, concretamente a la sala donde los padres y madres hacen de «canguro» por unas horas a sus hijos.

Mamá de golpe

Ayudaron a Mili a sentarse cómodamente y colocaron a Ayla y Ayma sobre el pecho de su mamá. Fue en ese momento, al contacto piel con piel de las bebés con su madre, cuando Mili recobró nueva vida.

“Los ojos se iluminaron de golpe. La sonrisa es impagable”, explicó el doctor Castillo al diario «La Vanguardia» para describir la transformación de Mili.

Mili tuvo a partir de ahí plena conciencia de su maternidad. Quedaron hechas un ovillo ella y sus dos hijas, unidas al cuerpo de su mamá por una tela que evitaba que se deslizaran y cayeran.

El domingo día 1, cuando ya habían pasado dos jornadas de aquella experiencia tan conmovedora, el doctor publicó en su perfil de Twitter la fotografía de la feliz Mili con sus bebés, ella todavía con mascarilla.

Madre e hijas unidas

Mili recibió el alta y está en su casa, recuperándose, mientras las pequeñas siguen creciendo en la incubadora del hospital. Ella va cada tarde, mientras recobra fuerzas.

Las bebés han dado negativo en todos los test de coronavirus que se les han ido haciendo en el hospital. Si todo sigue como hasta ahora, en dos semanas estarán los cuatro en casa.

Mili no puede olvidar el impacto del primer día con sus hijas, y añade que también cree que ellas en ese momento notaron que estaban con su madre: “Lloraron ese primer día en cuanto me separé de ellas. También me sintieron”, dice.


BABY

Te puede interesar:
Madres con Covid-19, ¿es recomendable la lactancia materna?


WEDDING

Te puede interesar:
Boda a prueba de coronavirus


DR. CHRISTIAN CHENAY

Te puede interesar:
Conozca al médico francés de 99 años que todavía trata a pacientes con covid-19


MOTHER AND PREGNANT DAUGHTER

Te puede interesar:
10 maneras de ayudar a tu hija si está embarazada

Tags:
coronavirusgemelosmaternidadprematuros
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.