¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Boda a prueba de coronavirus

WEDDING
Comparte

Emily y Parris decidieron que su amor era más fuerte que la pandemia y la cuarentena.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La pandemia del coronavirus nos ha cambiado. Muchos estamos en confinamiento y es difícil poder llevar una vida normal. En Estados Unidos hay cuarentena.

En los últimos meses, muchos novios que habían previsto casarse en primavera tuvieron que cancelar la boda, a la espera de poder reunir a su familia y amigos y celebrar juntos su paso por el altar. Por el momento es imposible una reunión familiar, viajes y un enlace en la iglesia con invitados.

En la adversidad

Pero una pareja, Emily y Parris, decidió saltar los obstáculos y casarse a pesar de todo, en plena cuarentena. Eso sí que es aplicar desde el primer segundo de matrimonio la promesa de amarse “en la adversidad y en la prosperidad, en la salud y en la enfermedad…”.

La adversidad se la pusieron por montera y el pasado 25 de abril acudieron a una preciosa iglesia de San Francisco, California.

Los captó la cámara de Vicens Forns, un famoso fotógrafo de origen catalán afincado en California, conocido por elaborar álbumes de bodas de ensueño. No hay más que echar un vistazo a su web para recrearse en jardines franceses, viñedos, lagunas, bosques, palacetes… Lujo y dinero a espuertas en cada evento.

Pero esta vez fue distinto.

Acompañados de corazón

Forns asistió al enlace y quedó “tocado” ante una boda fuera de lo común: una pareja de novios que se casaba sin invitados y que, como prueba de que se sentían acompañados de corazón por los que debían estar ese día sentados en los bancos, colocaron una fotografía de cada uno de ellos en los asientos.

Forns colgó una sola imagen en su página de Facebook y al poco se viralizó la imagen. Ha superado los 6.000 comentarios y se ha compartido más de 39.000 veces.

Una novia radiante

En la fotografía se puede ver a Emily radiante, vestida de blanco, entrando por el pasillo central de una iglesia que por las dimensiones y la forma parece una basílica, aunque completamente vacía. Su padre la conduce al altar y eso es todo.

Emily lucía esplendente.

“Ayer tuve mucha suerte”

Forns escribió un breve comentario, en el que confesaba: “Ayer tuve mucha suerte de ser el fotógrafo de esta boda en San Francisco, una boda diferente pero sobre todo emotiva“.

El amor puede más que el coronavirus.

Y continuaba el fotógrafo: “No olvidemos que la vida continúa“.

Es probable que esta imagen pase al grupo de instantáneas que recordarán a las próximas generaciones el año que vivimos peligrosamente el coronavirus. Y también explicará que cuando dos se quieren, no hay obstáculo que se resista.

Vicens Forns concluía así su breve nota: “Felicidades Emily & Parris!!!”.

Aquí pueden ver imágenes de la boda que se han viralizado:

Te puede interesar:
Te quiero, mamá
Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.