Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Time reconoce a María Montessori como una de las 100 Mujeres del Año

Comparte

Se cumple el 150 aniversario del nacimiento de esta pionera italiana de la educación, y su método es más actual que nunca

María Montessori es una de las 100 Mujeres del Año que la revista Time presentó en un reciente artículo, conmemorando el centenario del sufragio femenino en los Estados Unidos. Pero quizás lo más importante no es que su rostro apareciera en una reciente portada de Time, sino que el nombre de Montessori se extiende por escuelas de todo el mundo.

Para los fans del método de enseñanza único de Montessori, 2020 también es un gran año: el 31 de agosto se cumple el 150 aniversario del nacimiento de esta pionera italiana de la educación.

“Hoy la educación Montessori está presente en más de 25.000 escuelas en todo el mundo y en más de 140 países”, dice la Asociación Montessori Internationale, la organización creada por María Montessori en 1929 para continuar su trabajo.

Su método ha ayudado a millones de niños a sobresalir en la vida, y fue ella quien estableció el estándar con su propia vida. Nacida en Chiaravalle, Italia, asistió a una escuela técnica con la esperanza de convertirse en ingeniera, en ese momento una carrera profesional muy inusual para una mujer.

Pero sus planes cambiaron, y entró en la carrera de Medicina Inicialmente, el director de la escuela le negó la entrada a Montessori, pero parece que el Papa León XIII intercedió en su nombre. En 1896, se convirtió en una de las primeras mujeres italianas en obtener un título de médico.

Se unió a un programa de investigación en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Roma, trabajando con niños con enfermedades mentales. A través de su profunda investigación, observación y análisis, Montessori desarrolló un enfoque pedagógico que resultó en resultados increíbles para estos niños.

Con solo 28 años, se dirigió a congresos médicos y pedagógicos, abogando por un mayor apoyo para los niños con dificultades y presentando la controvertida noción de educación para la reforma social.

Pero descubrió que sus técnicas eran aplicables a todos los niños, no solo a los discapacitados mentales. Estableció su primera “Casa dei Bambini” (casa de niños) en Roma en 1907 y dio su primer curso de capacitación en 1909. El éxito del método Montessori se extendió por todo el mundo y Montessori viajó y dio numerosas conferencias sobre su enfoque único y centrado en el niño. Pronto empezaron a seguirle escuelas, educadores e investigadores.

En 1942, explicó cómo surgió la primera Casa de Bambini. Le habían pedido que supervisara a un grupo de niños en una zona de Roma que estaba siendo rehabilitada después de ser extremadamente pobre y llena de delitos y enfermedades. Las autoridades esperaban que ella solo supervisara a los niños mientras sus padres trabajaban, pero ella decidió también educarles.

Señaló que la escuela fue fundada en la fiesta de la Natividad, el 6 de enero de 1907. “En toda Italia, el 6 de enero se considera el día de fiesta para los niños. Fue en este día que los tres reyes llegaron ante el Niño Cristo y le ofrecieron sus regalos”, dijo. “Me pidieron que pronunciara un discurso para la ocasión. Esa misma mañana, … había leído ese pasaje en mi misal. Cuando pronuncié mi discurso, lo leí como un presagio del trabajo a seguir”.

¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: las tinieblas cubren la tierra, y la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti. Y caminarán los pueblos a tu luz, los reyes al resplandor de tu aurora. Levanta la vista en torno, mira: todos ésos se han reunido, vienen a ti; tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos. Entonces lo verás, radiante de alegría; tu corazón se asombrará, se ensanchará, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos. Te inundará una multitud de camellos, de dromedarios de Madián y de Efá. Vienen todos de Saba, trayendo incienso y oro, y proclamando las alabanzas del Señor. (Is 60, 1-6)

“No sé qué me pasó, pero tuve una visión, e inspirada por ella, me emocioné y dije que este trabajo que estábamos emprendiendo sería muy importante y que algún día vendría gente de todas partes para verlo”, dijo.

Como explica Calah Alexander en un artículo de 2017 en Aleteia, la educación Montessori se basa en la comprensión fundamental de que los niños no son recipientes vacíos que hay que llenar, sino criaturas de Dios que necesitan orientación y cuidado. Como dijo Montessori, “No solo debemos ver al niño, sino a Dios en él. Debemos respetar las leyes de la creación en él”.

Montessori se refirió a la educación como una “ayuda para la formación del hombre”.

“Creo que este momento crítico requiere urgentemente personas cuyas personalidades sean moralmente fuertes y equilibradas”, dijo en una entrevista de 1936 en los Países Bajos. “Es necesario proteger al ‘hombre’ dentro del niño”.

Sus libros incluyen La Vida en Cristo (Roma) y La misa explicada a los niños (Londres).

Ella murió en 1952 en los Países Bajos y está enterrada en el cementerio católico local. En la década siguiente, dos de sus discípulos, Sofía Cavalleti y Gianna Gobbi, desarrollaron un programa catequético específico para niños basado en el trabajo y los escritos de Montessori, llamado La Catequesis del Buen Pastor.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.