Aleteia

Los 19 mandamientos de la pedagogía Montessori para padres

Comparte

Tu relación con tus hijos puede mejorar mucho en calidad y cantidad

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Dicen que sólo cuatro pedagogos del siglo XX revolucionaron la educación de los pequeños. Son el estadounidense John Dewey, el alemán Georg Kerschensteiner, la italiana María Montessori y el pedagogo de la entonces Unión Soviética, Antón Makarénko.

 

María Montessori escribió pequeños mandamientos para padres de familia. Son orientaciones sencillas  con gran sabiduría en pocas palabras.

Recomendamos a los papás y mamás que las lean al menos una vez al año (y las pongan en práctica). De esta manera, es muy probable que tu relación con tus hijos mejore en calidad y cantidad.

Además, ellos crecerán con una personalidad más desarrollada y vivirán más felices y en armonía.

 

  1. Los niños aprenden con lo que está a su alrededor.
  2. Si criticas mucho a un niño, aprenderá a juzgar.
  3. Si elogias a un niño con frecuencia, aprenderá a valorar.
  4. Si el niño es tratado con hostilidad, aprenderá a pelear.
  5. Si eres justo con el niño, aprenderá a ser justo.
  6. Si frecuentemente ridiculizas al niño, se transformará en una persona tímida.
  7. Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.
  8. Si denigras al niño con frecuencia, desarrollará un sentimiento de culpa que no es saludable.
  9. Si las ideas del niño son aceptadas regularmente, aprenderá a sentirse bien consigo mismo.
  10. Si eres condescendiente con el niño, aprenderá a ser paciente.
  11. Si elogias lo que hace el niño, tendrá autoconfianza.
  12. Si el niño vive en una atmósfera amigable, sintiéndose necesario, aprenderá a encontrar el amor en el mundo.
  13. No hables mal de tu hijo o hija, ni cuando él o ella esté cerca, ni cuando esté lejos.
  14. Concéntrate en desarrollar el lado bueno del niño, de manera que no sobre espacio para el lado malo.
  15. Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando él quiera hacer una pregunta o comentario.
  16. Respeta a tu hijo incluso cuando él haya cometido un error. Corrígelo después.
  17. Ayuda a tu hijo cuando te necesite para buscar algo pero también pasa desapercibido si él encuentra lo que estaba buscando.
  18. Ayuda al niño a asimilar lo que no ha logrado. Hazlo llenando el espacio que lo rodea con cuidado, discreción, silencio oportuno y amor.
  19. Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo de la mejor manera posible. Dale lo mejor de ti.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.