Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconHistorias que inspiran
line break icon

"La enfermedad nos hace crecer hacia el amor incondicional"

ROSANA OLIVER

Instagram | rosanaaraventum

Dolors Massot - publicado el 09/01/20

Tiene una empresa de eventos y es wedding planner, es madre de dos hijos, pero un día descubrió que sufría el síndrome de Lyme. El enfoque de su vida ha cambiado radicalmente.

Rosana Oliver era una empresaria de éxito. Una emprendedora apasionada con un trabajo lleno de belleza… y de estrés: organizaba eventos y era wedding planner.

Hace algo más de 3 años, comenzó a notarse muy cansada. Creía que era culpa del trabajo, porque organizar actos públicos y bodas conlleva mucha coordinación, prisas, cambios de planes, sacar adelante imprevistos de última hora…

«No me cuidaba y estaba muy cansada»

«Yo no me cuidaba», explica. «¿Qué dirías si cuando estás muy cansada, tienes fiebre y te duelen todas las articulaciones hasta el punto de no poder abrazar a tus hijos tu marido te dijera que no vayas al médico porque no pasa nada? Dirías que no te quiere. Pues eso es lo que yo hacía conmigo: me decía que no pasa nada».

Así fue como Rosana fue empeorando hasta que no pudo más. Por suerte, «con mi marido me ha tocado la lotería», confiesa, y es quien le ha ayudado en todo el proceso de cambio de vida, a «valorar lo que de verdad importa».

La picadura de una garrapata

El diagnóstico no fue fácil, pero finalmente los médicos dieron con el problema: Rosana padece el síndrome de Lyme. Lo provoca una bacteria que entra en el organismo por la picadura de una garrapata. «La picadura es como una diana, con un círculo rojo, uno blanco y otro rojo. Cuando la vi, me pareció curiosa pero no le di importancia».

Pasaron años desde la picadura, pero fue así como la bacteria estaba latente en el organismo de Rosana y en el momento en que ella estuvo baja de defensas, el síndrome comenzó a manifestarse.

3 años sin poder trabajar

Contaba 16 años como emprendedora con la empresaAraventum y daba consejos sobre emprendeduría. Había trabajado para Louis Vuitton, la revista Telva… Ahora lleva 3 años sin poder trabajar, pero la invitan a dar conferencias y a promover encuentros sobre cómo mejorar tu vida.

«Yo no digo que estoy enferma, digo que me estoy curando»

Su frase lo dice todo: «Yo no digo que estoy enferma, digo que me estoy curando». Esa actitud ha hecho que pueda ayudar a muchas otras personas a enfrentar su enfermedad. Lo hace a través de su perfil de Instagram, @rosanaaraventum, que ya reúne a más de 11.000 seguidores.

El 3 de mayo de 2017 dijo abiertamente que tenía el síndrome de Lyme y, por sorpresa, la avalancha de cariño y apoyo que recibe desde entonces a través de esta red social es inmensa. Lo que ha hecho también que aparezca en actos públicos para brindar su testimonio.

Ver esta publicación en Instagram

Tengo la enfermedad de Lyme. Algunos ya lo sabéis, otros habéis sospechado que "algo pasaba", he publicado muy poco en los últimos meses y recibo muchas flores! Como a la gran mayoría que padece esta enfermedad el diagnóstico tardó demasiado en llegar. Pasé por muchos médicos de distintas especialidades por los múltiples síntomas. Y por fin una dra maravillosa pidió la prueba para "borrelia", una bacteria transmitida por la picadura de garrapata.Llevo casi 6 meses por las mañanas en cama y por las tardes en el sofá.Últimamente me bajan al sol un ratito como a las abuelitas 😊. Evidentemente mi vida ha dado un giro de 360 grados.Yo antes no paraba, entre mi trabajo (que me apasiona) los niños, la casa... y ahora me veo obligada a un parón forzoso.Sin embargo, después de haberlo pasado mal, he asumido lo que es esta enfermedad, y la estoy viviendo como una oportunidad. Me gusta ver el lado bueno de las cosas, y esto a pesar del sufrimiento físico, está teniendo muchas cosas buenas. Estoy APRENDIENDO muchísimo. De mí misma, de los que me rodean, de la VIDA. Mayo es el mes del Lyme, y ya es hora de concienciar a la gente, pero especialmente a las autoridades sanitarias y a la comunidad médica de este país, de que esta enfermedad EXISTE en España. Y ha cambiado mi vida, pero no mis ganas de pelear, por todos los que la sufren, y todos los que desgraciadamente la sufrirán. Que no tengan que esperar años para ser diagnosticados mientras van empeorando, que no tengan que salir fuera de España a buscar especialistas, que no se arruinen con pruebas, analíticas y tratamientos eternos que además hay que comprar a veces también fuera. Yo estoy segura de que me voy a curar, y aunque el proceso será largo y doloroso, soy una campeona! 💪🏻 Os pido que me ayudéis a dar a conocer el Lyme. Para ayudar a difundirlo la Asociación de Enfermos Crónicos de Lyme @alcelymespain ha lanzado el reto "Muerde una lima por el Lyme", siguiendo la campaña internacional #takeabiteoutoflyme. Consiste en que os hagáis una foto mordiendo una lima, o de una lima mordida con #muerdeunalimaporellyme contando algo sobre esta enfermedad. Un millón de gracias, sé que puedo contar con vosotros!! 💚 #aporello

Una publicación compartida de Rosana Oliver (@rosanaaraventum) el

En Youtubehay una entrevista en la que explica su proceso y participa en organizaciones como la fundación Lo Que De Verdad Importa, de la que es delegada en Valencia (España), la ciudad donde vive.

«Es el mejor de los aprendizajes»

Rosana está convencida de que el tiempo que lleva sin poder trabajar «sin embargo está siendo un máster de la vida y el mejor de los aprendizajes».

Su testimonio es potente: «La enfermedad resultó ser un regalo, aunque haya sufrimiento. Me sirvió para ponerme en mi sitio. Me ha hecho darme cuenta de lo que de verdad importa»: sus hijos, su hermana Lorena (socia de su empresa), su marido, la amistad verdadera, la familia…

En Navidad, en pleno tratamiento desde el hospital escribió: «Día 7 – Semana 2. Y 2019 años después, seguimos celebrando su nacimiento…Y yo este año, más que ninguno, lo siento dentro de mi corazón. Os quiero pedir un favor, esta noche, desde los que tendréis una noche muy tranquila, hasta los que estaréis con mucho follón de familiares y amigos, a ver si podéis acordaros de deteneros por 1 min, respirar hondo, mirar detenidamente a vuestro alrededor, a las caras y el brillo en la mirada de los que os rodean. Mirar esa mesa puesta con todo el cariño, lo que vais a disfrutar cenando esas delicias que alguien ha dedicado tiempo a cocinar, los abrazos y las risas, incluso las quejas de algún familiar gruñón, y un recuerdo a los que ya no están… y daros cuenta de lo afortunados que somos«.

Rosana va por la 4ª semana de tratamiento. Entra y sale del hospital. Escribió en el post más reciente una verdad que a todos se nos olvida: dar gracias por lo que somos y tenemos.

Recuperar la capacidad de asombro en la vida

«Me levanto cada día y yo sola me ducho, me visto, me preparo el desayuno, el termo, llego al hospital, voy a admisión, subo a planta, me instalo…Hacía tiempo que no podía hacer algo así tantos días seguidos, llegaba un momento en que el cuerpo se paraba en seco.(…) Cada día, todos y cada uno de los días de nuestra vida, no solo se nos cubre de regalos, también estamos rodeados de milagros. Y muchas veces ni los apreciamos, ni los valoramos, ni siquiera nos damos cuenta de que están ahí, lo damos todo por sentado. (…) La mayoría en algún momento dejamos de asombrarnos de todo eso, de maravillarnos. Yo doy las gracias cada día por haberla recuperado gracias a este proceso que estoy viviendo».

Para qué me pasa esto

Muchos se preguntarán si Rosana no está molesta por padecer el síndrome de Lyme. ¿Por qué a ella? Y ella misma responde: «No es por qué sino para qué. Para qué me pasa esto«. Y, en su caso, es grande la ganancia: «La enfermedad sirve para hacernos crecer hacia el amor incondicional«. Esa es la fuerza que transmite en las entrevistas y en su Instagram.


SANTI Y SU ABUELO

Te puede interesar:
El «milagro» de un abuelo y su nieto en el Camino de Santiago


BEZDOMNY

Te puede interesar:
Tras años fotografiando a personas sin hogar, encontró a… su padre entre ellas


ALGO DE JAIME

Te puede interesar:
Algo de Jaime, un dibujante incansable, inocente y autista

Tags:
autoayudaenfermedadredes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.