Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Frontera Perú-Chile: “Es duro ver a niños que no paran de llorar por hambre y frío”

TACNA
@Chumisj
Comparte

Otra embarazada con síntomas de pérdida fue trasladada en ambulancia, pero conserva la vida en gestación. Mientras la crisis se agudiza, cientos esperan en la calle invirtiendo los pocos recursos que se agotan. Niños y embarazadas entre los más afectados

“Ni el drama colombiano en la peor época de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ni las migraciones provocadas por el terrorismo en Perú, ni los éxodos ocasionados por las dictaduras en Sudamérica habían generado una situación como la que viven hoy los migrantes de Venezuela”.

Lo advierte el director del chileno Servicio Jesuita a Migrantes, José Tomás Vicuña, tras visitar las comunidades de Arica, Tacna y Colchane. “Muchos relatos, una misma historia: una crisis que ya no sólo se vive en Venezuela, sino que se expande a lo largo del continente”.

El caos en los alrededores del consulado de Chile en Tacna (Perú) es cada vez peor, debido a que los migrantes -en su mayoría, venezolanos- continúan en las calles sobreviviendo en condiciones infrahumanas en carpas y refugios, donde más de un millar de personas espera las gestiones de un ente diplomático que procesa menos de 50 visas al día.

“Todo ha sido duro. Ver a una mamá desesperada porque su hijo no deja de toser. Porque no se le baja la fiebre. Porque el frío es muy bravo y los niños no paran de llorar. Porque están durmiendo en una carpa y no para el frío ¡por nada del mundo! Porque un niño tiene hambre, y el papá y la mamá no tienen qué darle de comida”.

Lo afirma Jessica Vivas en conversación exclusiva con Aleteia, al consultarle qué ha sido lo más duro y conmovedor en la frontera. No se lo contaron. Lo vivió en carne propia, pues forma parte de más del millar de afectados. Y una vez solucionado su caso, regresó a colaborar.

La solidaridad con las damas aumentó luego de que se denunciara el traslado de una dama con “síntomas de pérdida de su embarazo”, aunque Vivas aclaró que “la chica lo que tiene es una infección urinaria fuerte. No hubo conato de aborto, ni nada por el estilo”.

 

TACNA
@Chumisj

“Aguanta las ganas de orinar para no salir del Consulado”

No obstante, explicó que la infección está relacionada con el hecho de que “no se está cuidando. Ella estaba aguantando las ganas de orinar. No ha querido quedarse en un refugio y descansar… Pasaba todo el día en el Consulado, en vez de cuidarse”, pues teme que se siga extendiendo una espera que ya acumula más del mes.

En el grupo “son varias embarazadas, pero hasta el momento gracias a Dios todas están bien; y en nombre de Dios, seguirán así. Sólo hubo la situación de la señora que lamentablemente perdió a su bebé estando en el hotel y la trasladaron al hospital la semana pasada”.

Consultada con respecto al caso de Dileymi del Valle Bracho Mogollón, quien perdió a su hijo de tres meses de gestación estando en las afuera del Consulado, sostuvo que “los médicos la dejaron en observación para cumplir tratamiento en el hospital, y asegurarse de que lo cumpla mientras su esposo sigue haciendo los trámites para la visa”.

Advirtió que  “siguen y seguirán llegando embarazadas”, y estimó que “eso no va a tener freno. Hasta el miércoles ya no habían. Todas fueron pasadas… Sólo quedaban tres que estaban esperando el salvoconducto y luego llegaron más entre jueves y viernes”.

“Si no estás enferma o embarazada, no eres prioridad”

“Eso es un drama de nunca acabar. Y mientras tanto, hay personas que están desde el 22 de junio en espera y no han tenido la oportunidad ni siquiera de entrar a la entrevista, porque nunca se acaban los casos prioritarios”.

“Todos los días llegan casos, unos más complicados que otros. Y obviamente son pasados como prioridad. Pero hay una lista de más de 700 personas en la que solamente 188 han logrado entrevistarse y obtenido visa”.

“De esas personas no hablan mucho. Como si no existieran. Todo porque no tienen un hijo allí, o porque no están embarazadas, o porque no presentan enfermedad grave. Ellos están solos y ya ha pasado 1 mes y se están quedando sin dinero, muchos están en la calle porque no tienen ya con qué pagar hotel, pues tampoco les dan empleo por no estar legales en Perú”.

“De ellos no se habla mucho. Tampoco hablan de los funcionarios, quienes están trabajando fuertemente todos los días y atienden a más de 150 personas diarias entre chilenos, peruanos, venezolanos y otras nacionalidades”.

Jessica formaba parte de ese grupo, pero entró la semana antepasada y le otorgaron visa, algo por lo cual da “gracias a Dios”. “Pero me quedé durante dos semanas ayudando a organizar las colas y siendo el filtro y la voz de esas personas a quienes les ha sido casi imposible pasar, debido a que hay muchos casos que priorizan; mientras, ellos siguen quedando atrás y sin dinero”.

Te puede interesar: Venezolana perdió su embarazo en consulado chileno en Tacna (Perú) en espera de su visa

Personal del Consulado es insuficiente para cubrir la demanda

Explicó que “hay muy poco personal en el Consulado” y destacó que “esos funcionarios trabajan todo el día atendiendo cualquier cantidad de casos y solucionándolos casi todos. Mandaron más personal, pero aún son pocos ante la dimensión de esta crisis”.

“Nos informaron las autoridades que el lunes llegará nuevo personal; según nos indicaron serían alrededor de 5 funcionarios, con la finalidad de que puedan agilizar la cola que pareciera de nunca acabar”.

Aleteia ha podido constatar que la atención de algunos refugios de emergencias, como el ubicado en la Parroquia Santa Cruz, se ha extendido y prolongado en el tiempo “debido a las bajas temperaturas” que se registran en la región.

Juan Pablo Ramaciotti, director de Incidencia del Servicio Jesuita a Migrantes, advirtió en este marco que “la crisis de Venezuela no es migratoria, sino humanitaria; y deben tomarse medidas acordes”. Abundó que “la crisis humanitaria se debe resolver con medidas extraordinarias, y la política migratoria debe discutirse con visión de largo plazo”.

Con más de 400 mil migrantes, Chile es el tercer país en número de venezolanos, sólo superado por Colombia y Perú, que acogen a 500 mil y 1.5 millones, respectivamente. Representan el 23% de los 1.25 millones de extranjeros que se radicaron en tierra chilena hasta 2018, de acuerdo con las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Te puede interesar: Venezolanos colapsan albergues y carpas en Tacna, frontera Chile-Perú

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.