Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 30 julio |
San Pedro Crisólogo
home iconEspiritualidad
line break icon

Amor a primera vista: La dulce historia de cómo los santos Luis y Celia Martín se enamoraron

Public Domain

Philip Kosloski - publicado el 24/02/19

Nunca lo había visto antes, pero ella escuchó dentro de su alma: "Este es el que he preparado para ti"

Luis y Celia Martín, los primeros casados que fueron canonizados juntos, inicialmente no se sintieron atraídos por la vida matrimonial. De hecho, el matrimonio era la idea más lejana de sus mentes.

Ambos se sintieron atraídos por la vida religiosa y cada uno trató de unirse a una comunidad que facilitaría su búsqueda de la santidad.

Sin embargo, por diversas razones, a ambos se les negó la entrada a la vida religiosa y regresaron al mundo sin saber qué pasaría después.

Con el paso de los años, Luis y Celia comenzaron a sentir que habían sido llamados a la vida matrimonial. Sin embargo, no llegó ningún pretendiente elegible para ninguno de los dos.

Pero un día sus vidas cambiaron para siempre.

Inmediatamente lo supieron

Mientras Celia caminaba por un pequeño y estrecho puente medieval en su ciudad natal de Alençon, notó a un joven alto y guapo que caminaba hacia ella.

Celia nunca lo había visto antes y no pudo evitar sonreír. Entonces, cuando estaban a punto de rozarse, Celia escuchó dentro de su alma:

«Este es el que he preparado para ti».

Luis igualmente quedó impresionado por esta hermosa joven. Uno puede imaginarse a las dos almas enamoradas mirándose la una a la otra mientras seguían caminando hacia los extremos opuestos del puente.

Providencialmente, la madre de Luis había estado tomando algunas clases de encaje con Celia y ya había querido jugar a la casamentera, y enfocó a su hijo hacia la joven.

Cuando los dos se encontraron, inmediatamente supieron que Dios había puesto el uno al otro en su camino para unirse en el sacramento del matrimonio.

Un fecundo matrimonio

No perdieron el tiempo y después de solo tres (¡largos y dolorosos!) meses de compromiso, los dos se unieron en matrimonio el 13 de julio de 1858. Celia tenía 27 años y Luis 35 cuando se casaron.

Este fue solo el comienzo de un hermoso matrimonio que tuvo muchos hijos, incluyendo la famosa santa Teresa de Lisieux y la Sierva de Dios Leonia Martin.




Te puede interesar:
La inspiradora historia de Leonia, la «hermana difícil» de santa Teresita

Si bien no todos los matrimonios comienzan de esta manera, esta historia nos recuerda que Dios es un romántico de corazón, siempre dispuesto a sorprendernos con su plan para nuestras vidas.




Te puede interesar:
5 consejos prácticos para padres, de los santos Luis y Celia Martin




Te puede interesar:
5 consejos matrimoniales del beato Carlos de Austria y su novia, Zita

Tags:
amor de parejamatrimoniosantosTeresa de Lisieux
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.