Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEspiritualidad
line break icon

Atención: hacer exorcismos a enfermos mentales puede ser muy peligroso

EGZORCYZM

Shutterstock

Gelsomino del Guercio - publicado el 26/08/18

El exorcista advierte: la posesión sólo se da en personas moralmente corrompidas, no en personas con trastornos mentales

Las posesiones diabólicas son un hecho real, no hay que confundirlas con enfermedades psiquiátricas, pero no suceden por casualidad. Son, normalmente, el fruto de una vida moral corrupta, porque el diablo ataca donde hay debilidad.

Lo dice Raffaele Talmelli, exorcista de la diócesis de Siena, psiquiatra y psicólogo, capaz de identificar el sutil margen que separa la intervención del demonio de las patologías mentales.

En una entrevista al Avvenire (16 junio) aclara: «Una malsana publicidad ha llevado a pensar que la posesión demoniaca sea una especie de meteorito que cae del cielo y afecta a cualquier desventurado. Es el cambio, normalmente, el fruto de una vida moral corrompida. La Tradición de la Iglesia nos enseña que – con excepción de algunos santos que han padecido experiencias diabólicas como “purificación pasiva” – “la posesión ordinariamente solo tiene lugar en los pecadores”.


MAN,SMOKE

Te puede interesar:
Posesión diabólica: esto es lo que el psicoanálisis no logra explicar

Y, como demuestra el caso de Judas, prosigue Talmelli, «se pueden libremente cultivar los vicios a pesar de la abundancia de gracias derramadas por Dios. Jesús encuentra al primer endemoniado en una sinagoga; el Evangelista escribe literalmente que ese hombre “tenía dentro un espíritu impuro(Mc 1,23) e ilumina así cual puede ser el terrible final de la corrupción moral».

Vera Petruk - Shutterstock

Enfermedades del alma

Según el exorcista, «la confusión entre enfermedades mentales y fenómenos diabólicos sucede porque a menudo se habla de enfermedades mentales como ‘enfermedades del alma’. Es bueno hablar claro: las enfermedades del alma son los pecados humanos, o sea, ‘actos humanos’ que, para ser tales, requieren ‘la plena conciencia y el consentimiento deliberado’. El demonio nos instiga al pecado, nos incita a reiterar los comportamientos pecaminosos hasta hacerles ‘hábitos operativos estables’, o sea, vicios».




Te puede interesar:
¿Cómo distinguir una posesión demoniaca de una enfermedad mental?

Capacidad de entender y de querer

Las enfermedades mentales, por su naturaleza, «obnubilan precisamente la “capacidad de entender y de querer’; esto comporta que, a pesar de que puedan producir comportamientos reprobables, la responsabilidad moral del sujeto agente esté fuertemente condicionada por la gravedad de la propia enfermedad. La Iglesia desde siempre invita a “distinguir rectamente” entre intervención diabólica extraordinaria y enfermedades psíquicas, y a consultar a “personas expertas en medicina y psiquiatría, competentes también en las realidades espirituales” para evitar errores clamorosos».

“Ilusorio y dañino”

Talmelli cita un documento de la Conferencia Episcopal Toscana, que en 2014 publicó indicaciones pastorales precisas en las que establece que, «en presencia de trastornos psíquicos o físicos de difícil interpretación, el sacerdote no procederá al rito del exorcismo mayor […] Si una persona está afectada por trastornos psíquicos, praticarle oraciones de exorcismo sería puramente ilusorio y dañino“.

“Caso por caso”

Valter Cascioli, psiquiatra portavoz de la Asociación Internacional de Exorcistas, en una entrevista a Aleteia (julio 2014) ya había hablado sobre este delicado tema explicando que «el sacerdote exorcista decide caso por caso, decidiendo si llama a un médico psiquiatra».

Tags:
demonioexorcismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.