Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

13 místicas vieron a las almas del purgatorio: están tristes y sufren

DUCH, ZJAWA
Unsplash | CC0
Comparte

Santa Brigida, Natuzza, Santa Faustina: sus visiones tienen muchos puntos en común. Estas son las descripciones detalladas

10) Beata Catalina Emmerick (1774-1824)

Monja agustina alemana que recibió los estigmas, tenía particular dedicación a las almas del purgatorio, de cuyas numerosas apariciones hizo informes detallados, in base alle quali le anime prendono parte reciproca al loro stato e provano consolazione e gioia, se alcune di loro vengono liberate o giungono a gradi meno dolorosi di purificazione. Le anime che si trovano già nel più alto grado, ottengono da Dio la libertà di manifestare il loro amore apparendo, per consolarle, a quelle che soffrono ancora le pene più gravi, o a persone devote ancora vive.

Vide anche gli angeli condurre dal Purgatorio al Paradiso le anime, le cui figure grigie, man mano che ascendevano, diventavano più chiare e splendenti, finché entravano a far parte della beatitudine in tutta la loro gloria.

11) Sor Úrsula Benincasa (1547-1608)

Fundadora de la Orden de las Teatinas, recibió los estigmas dos años antes de morir, pero desde joven tuvo conatos de éxtasis. Tuvo gran devoción por las almas del Purgatorio y a veces tomo sobre sí sus penas.

Se cuenta un episodio que sucedió cuando asistía a su hermana Cristina que iba a morir. La venerable se dio cuenta de que la hermana sentía un terrible miedo al purgatorio. Para consolarla y liberarla de aquella angustia, Úrsula pidió a Dios que le condonara a la moribunda las penas del purgatorio y la hiciera sufrir a ella en su lugar. El Señor acogió su oración y Cristina se libró en seguida de los tormentos y del miedo, muriendo serenamente. Úrsula, en cambio, tuvo inmediatamente grandes dolores que no la abandonaron hasta su muerte.

12) Maria Simma (1915-2004)

Durante muchos años, los libros de Maria Simma sobre el purgatorio fueron auténticos best-seller de la literatura religiosa. Consideraba que Dios quería que ella ayudara a las almas del purgatorio con la oración, el sufrimiento expiatorio y el apostolado.

Ya desde la infancia ayudaba a las almas del purgatorio con oraciones, ganándoles indulgencias. A partir de 1940, las almas del purgatorio venían a veces a pedirle que rezara por ellas. El día de Todos los Santos de 1953, María empezó a ayudar a los difuntos con sufrimientos expiatorios. Durante la semana que sigue a la fiesta, parece que las almas reciben gracias por intercesión de la Virgen. El mes de noviembre parece ser para ellas un tiempo de gracias particularmente abundantes.

Páginas: 1 2 3 4 5

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.