¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El arte de decorar con alimentos para disfrute de los niños

GARNISH
Ilike - Shutterstock
Comparte

¿Conoces las técnicas del Garnish y el Mukimono?

Todos los que tenemos niños en casa sabemos que el momento de la comida es un tema un poco complicado, hay preparaciones y alimentos que no quieren comer, ni siquiera probar. 

Pero es por su bien que las madres responsables de todos los tiempos ingenian todo tipo de trucos para que los niños estén bien alimentados, y para que la experiencia de la mesa familiar, tan importante para unir y transmitir valores, no se convierta en el campo de batalla diaria, para frustración de todos. 

¿Quién no probó con el “avioncito”para que comiera el niño? ¿Quién no probó con el tren? ¿Quién no hace sonidos especiales para que el bebé abra la boca? ¿Quién no ha intentado convencerles con un sinfín de explicaciones para que coma el crío y así crezca fuerte como un superhéroe?

Seguramente te suene eso de “el alimento entra primero por los ojos”. Es cierto. Muchas veces la forma de presentar los alimentos en el plato influye a la hora de comer pues atrae más o menos. Lo mismo sucede con los pequeños.

De ahí a la importancia que dan en MasterChef a la presentación de los platos para que sean atractivos y creativos teniendo siempre en cuenta las cualidades de la materia prima que nunca debería desperdiciarse.

GARNISH
Iukakikina - Shutterstock

El arte se refleja en los platos

Son ya muchos los chefs profesionales especializados en técnicas de tallado de alimentos, combinando diseño y elegancia en la gastronomía. Se conoce con el nombre Gasrnish o Mukimono. 

Esta técnica tiene su origen en China en los siglos XVI y XVII. Se basa en esculpir vegetales y frutas (o talladas) aplicando una técnica oriental llamada ikebana, el arte floral japonés en la presentación en los platos.

Con cuchillos muy delgados y de gran precisión logran estas esculturas cuya finura destaca no solo por sus formas y colores, sino también por poner de relieve los aromas y sabores de los alimentos.

GARNISH
Evgeny Atamanenko - Shutterstock

¿Y si lo aplicamos en casa con los más pequeños?

Expertos en comportamiento alimentario llegaron a la conclusión que los niños se ven influidos por la combinación de alimentos, colores y texturas.

Por lo tanto, este arte puede ser de gran ayuda para aplicar en el momento de la comida con los niños, usando platos con combinaciones más atractivas, coloridas y también para darles una divertida sorpresa. 

Pero lo principal y más importante es ofrecerles una alimentación saludable y nutritiva. Es nuestra responsabilidad fomentar en nuestros hijos buenos hábitos alimentarios para contribuir a su desarrollo, prevenir la obesidad u otros problemas como la anemia infantil.

Pero la pregunta más frecuente en las consultas de nutrición es ¿cómo hago?

Pues bien, comencemos dando ejemplo y enseñemos a los niños a comer bien si es posible de forma didáctica y divertida, para captar su atención.

Hablarles sobre lo que están comiendo, ir al supermercado juntos y mostrarles las diferencias entre los productos sanos y los menos sanos, invitarles a cocinar, lavar los vegetales y hacérselos probar. Haz que sea algo divertido para él y que conozca el valor de cada alimento. 

Algunos consejos para los platos de los niños

Un mismo alimento presentado de una forma o de otra puede hacer que el niño lo rechace o no. 

  • Mucho color, prefieren platos que reúnan hasta seis colores diferentes. Cuanto más color, más nutrientes tendrá. Por ejemplo, arroz (blanco), con tomate (rojo), con huevo (amarillo).
  • Variedad de alimentos, evitar la monotonía, ofrecer alimentos de todos los grupos (cereales, leguminosas, vegetales, frutas, lácteos, grasas saludables) combinándolas de distintas formas, incluyendo diferentes colores, texturas y consistencias.
  • Platos no demasiado llenos, si los chicos ven el plato lleno se desmotivan, un truco es servirles en un plato de “mayores” la porción que se le sirve habitualmente, pero parece menos, o servir pequeñas cantidades y después dar la opción de repetir.
  • Figuras con formas atractivas, presentarles la comida de una manera diferente, con una cara sonriente con vegetales (estilo emoticones que están de moda), un nido de espaguetis con pajaritos de albóndigas, una casa de vegetales o frutas. Se pueden usar moldes de animales, o lo que más les guste.
  • Incluir algún juego para estimular los sentidos, además de la vista a través de la presentación, mostrarle los distintos aromas que presentan los alimentos, cuando se están preparando darle alguno para que toque, huela y pruebe o hacer cata de alimentos de forma didáctica. 

Aquí puedes ver algunas ideas de presentaciones de platos por si no se te ocurre ninguna al principio:

Nunca es tarde para promover junto a ellos la adopción de nuevas y mejores formas de alimentación, con pequeños pasos y mucho amor se pueden conseguir grandes logros.

Ahora no queda más que usar la imaginación, y el arte para ayudarnos a hacer estos cambios. Anímate a hacer estos platos y cambia la lucha por comer por un momento que estén deseando.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.