¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué se usa pan, vino e incienso en la Misa? Papa Francisco lo explica

PAPIEŻ FRANCISZEK CELEBRUJE MSZĘ ŚWIĘTĄ
AFP/EAST NEWS
Comparte

El Pontífice hizo un llamamiento urgente por los cristianos perseguidos y pidió rezar por ellos

La Cruz fue “el primer altar cristiano… donde se realizó el primer sacrificio”, dijo el papa Francisco este miércoles 28 de febrero, tiempo de Cuaresma, durante la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

Asimismo, el Obispo de Roma recordó a los fieles de Siria y Tierra Santa y del Medio Oriente: “Muchos de nuestros hermanos cristianos están siendo perseguidos…Recemos por ellos porque los quieren fuera de sus tierras”.

El Pontífice ha continuado una serie de catequesis sobre la Santa Misa y en esta ocasión explicó el significado de la liturgia eucarística: En primer lugar, la presentación del regalo del pan y del vino; “los mismos elementos que Jesús tomó en sus manos”.

La Iglesia así hace “presente el sacrificio de la nueva alianza sellada por Él en el altar de la Cruz. Para ello, usa los mismos signos y gestos que realizó Jesús la víspera de su pasión”.

En esta “ofrenda espiritual de toda la Iglesia, se recoge la vida, los sufrimientos, las oraciones y los trabajos de todos los fieles, que se unen a los de Cristo en una única ofrenda”.

Por eso, indico que “es muy bueno que sean los fieles quienes presenten al sacerdote el pan y el vino para que él los deposite sobre el altar”.

Señaló que puede parecer poco este ofrecimiento, pero “ese poco es lo que necesita Jesús para transformarlo en el don eucarístico, capaz de alimentar a todos y de hermanar a todos en su Cuerpo que es la Iglesia”.

¿Qué nos pide Dios? “El Señor nos pide poco y nos da tanto. En la vida cotidiana pide buena voluntad, nos pide tener un corazón abierto, nos pide de desear ser mejores y para darse a sí mismo en la eucaristía nos pide estas ofrendas simbólicas que se convertirá después en el cuerpo y la sangre”, expresó.

¿Cuál es el significado del incienso? “Con la oración sobre las ofrendas, el sacerdote pide a Dios que acepte nuestra pobre ofrenda y que la transforme con el poder del Espíritu Santo en el sacrificio de Cristo que, como el incienso, sube al Padre, que lo recibe con agrado”.

“Este momento de la Misa está impregnado de una profunda espiritualidad de la donación de uno mismo, que ilumina toda nuestra vida y nuestras relaciones con los demás, ayudándonos a construir la ciudad terrena a la luz del Evangelio”.

Cuaresma 

El Papa saludó a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica, y les instó a que en este “tiempo de cuaresma” vivan “profundamente la espiritualidad de la entrega que la Eucaristía nos enseña”.

Igualmente, vivir la oración, el ayuno y la limosna de estos días para que “den frutos concretos de auténtica conversión del corazón”.

Frío polar en Roma 

Al inicio de la audiencia general, debido al frío invernal en Roma, el Papa saludó a los peregrinos que asistieron a la audiencia desde la Basílica de San Pedro y en el Aula Pablo VI. “La audiencia no se puede hacer en la Plaza, parece que hace algo de frío, es mejor hacerla adentro”, bromeó.

Sucesivamente, el Papa se dirigió a la Basílica de San Pedro para bendecir a los fieles que estaban allí para protegerse del frío, en especial personas enfermas y ancianas.

Caritas Italia y la Comunidad de San Egidio han lanzado un llamado para ayudar a los sin techo y los indigentes que viven en las calles y que sufren las consecuencias de las bajas temperaturas (-4 C en Roma).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.