Aleteia

Soy exterminado

Comparte
Comenta

Más de 600.000 refugiados rohingyas han llegado a Bangladesh. Huyen de la violencia y de una auténtica limpieza étnica. Llegan a pie y sin comer desde que comenzó su viaje. Llegan agotados y enfermos. La mayoría son mujeres y niños. 80.000 mujeres embarazadas perseguidas darán a luz en el barro y la miseria.

La persecución de los rohingyas en Myanmar (Birmania), un caso humanitario de primer orden

Newsletter
Recibe Aleteia cada día