Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 24 julio |
San Chárbel
home iconViajes
line break icon

Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars

MARIA VIANNEY

Shutterstock-somemeans

Maria Paola Daud - publicado el 13/11/17

Una receta sencilla y humilde, como el mismo san Juan María Vianney

San Juan Maria Vianney, nació en una familia extremamente pobre. Al ordenarse sacerdote evitó cualquier clase de comodidad, reduciendo sus necesidades materiales al mínimo posible y asumiendo la pobreza como una gran virtud de ser bien vivida.

El cura de Ars no tenía grandes estudios teológicos. Au ministerio lo dedicó enteramente a la confesión, la oración, la meditación, pasando horas y horas delante del Santísimo Sacramento. Fácilmente soportaba largos ayunos para pedir por los pecados de las almas. Tenía siempre presente el pasaje del evangelio: “Mas esta clase de demonios no sale sino por oración y ayuno” (Mt 17,21).

Se mantenía con tres papas en toda la semana, que a veces llegaba a comer con moho por el tiempo que llevaban ya cocinadas. Y de tanto en tanto, comía los famosos “matefaims” (mata hambre) acompañados con un poco de agua.

Estos matefaims estaban hechos con un poco harina, un huevo, agua y sal. La receta que hoy te proponemos es una variación un poco más gustosa de la del curita de Ars.

Ingredientes:

250 gr. De harina

70 gr. De azúcar

2 huevos

4 cucharadas de leche

2 cucharadas de ron

100 gr de manteca

Preparación:

En un recipiente mezclar la harina y el azúcar, luego agregar los huevos previamente batidos, la leche y el ron.

En un sartén derretir la manteca y cocinar pequeñas porciones del preparado hasta que estén dorados.

Polvorear con azúcar impalpable y servirlos calientes.

Si deseas que tus matefaims sean más gustosas puedes agregar dos manzanas ralladas al preparado o pasas de uvas embebidas previamente en ron.

¿Cómo lograba estos largos ayunos San Juan Maria Vianney? Unos de sus pensamientos nos da una idea: “La gracia de Dios nos ayuda a andar y nos sostiene. Nos es tan necesaria como las muletas a un lisiado.”

Fuente: Importunate il buon Dio. Pensieri e discorsi del curato d’Ars, G. Rossé; In cucina con i santi. Ricette di cielo e di terraAndrea Ciucci, Paolo Sartor

Tags:
cocinadulcesgastronomíasacerdotesantostestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
3
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
4
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.