Aleteia

Así vistieron Doña Letizia y sus hijas en el Día de la Hispanidad

Javier Soriano - AFP
Comparte
Comenta

Una Fiesta Nacional que merecía vestirse acorde a la ocasión… y al momento histórico que se está viviendo en España.

Parte de los deberes reales es lucir bien en los actos gubernamentales. Durante este desfile del 12 de octubre, tanto Doña Letizia como la princesa Leonor y la infanta Sofía se lucieron con sus atuendos tan elegantes como apropiados para la formalidad de la ocasión.

La Reina se fue por lo seguro con un traje de falda y chaqueta gris de cheviot de su diseñador de cabecera, Felipe Varela. Un femenino atuendo que, aunque clásico, contaba con ciertos detalles que lo convertían en la perfecta armonía entre lo actual y lo histórico.

El toque fashion estaba en las flores bordadas, ambas tendencias de esta temporada otoño-invierno (tanto por el estampado como por el tipo de tejido) y la referencia clásica en el increíble broche de perla que perteneció a la reina Victoria Eugenia y luego a la reina Sofía, que es una de las ocho joyas que Doña Letizia puede utilizar como monarca consorte.

En cuanto a los accesorios, Doña Letizia optó por unos pumps clásicos de tacón alto de Nina Ricci y un bolso tipo clutch a juego de Varela. Para las que crean que los tonos oscuros son exclusivos de la noche, la monarca rompió con gusto y sofisticación esta antiguada regla y también nos recordó que un buen cinturón es necesario para enmarcar la cintura y hacer una bonita silueta, bien seas muy delgada como ella o más rellenita (sólo deberá variar el ancho de la pieza).

La princesa Leonor optó por el rojo España con un vestido muy acorde a su edad y firmado por la diseñadora venezolana Carolina Herrera al igual que sus zapatillas.

Por su parte, su hermana, la infanta Sofía, sí se decantó por una firma local con un vestido en tweed multicolor (al mejor estilo Coco Chanel) de marca gallega Pili Carrera (aunque sus zapatillas también eran de Herrera). Ambas iban peinadas igual con una pequeña trenza lateral para evitar que el viento hiciera de las suyas.

Oscar Gonzalez - NurPhoto AFP

Si analizamos los colores, es interesante que mientras las pequeñas se inclinaron por el rojo, tono típico de España, la reina sí haya preferido el gris que, más allá de ser parte de la paleta cromática de la temporada, es un color que, según los expertos, es símbolo de estabilidad porque se asemeja al cemento. Un mensaje poderoso en estos tiempos separatistas.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día