¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

5 formas de comer las nutritivas semillas de calabaza

PUMPKIN
Shutterstock-Karen Sarraga
Comparte

Las semillas son tendencia en muchas partes del mundo debido a su gran valor nutricional y beneficios que presentan para la salud. Cada vez más son los adeptos a su consumo ya sea como snacks o formando parte de alguna preparación a veces gourmet

Las más conocidas son las semillas de chía, famosas por su beneficio para ayudar a bajar el colesterol en sangre. Pero también lo son las de lino o girasol. Sin embargo, hay otras quizás menos aclamadas últimamente, pero muy nutritivas, y que muchas veces las tenemos a mano en casa: las semillas de calabaza.

Es posible encontrarlas en gran número dentro de la calabaza, suelen ser grandes, planas, lisas y de diferentes colores.  También son conocidas como “pepitas”.

Presentan muchas propiedades beneficiosas para la salud, entre ellas un alto contenido en proteínas y grasas esenciales.

Beneficios nutricionales

Ácidos grasos omega 3 y omega 6, que protegen al corazón, reduciendo el colesterol malo (LDL) y aumentando el bueno (HDL).

Es una buena fuente de proteínas, que puede ayudar a regular el azúcar en la sangre en las personas diabéticas.

De los minerales se destaca el calcio, zinc y magnesio, que ayudan a mantener los huesos sanos y fuertes evitando enfermedades como la osteoporosis.

Posee vitamina A y antioxidantes que frenan los radicales libres que dañan a las células lo que ayuda a retrasar el envejecimiento.

Es muy rica en fibra por lo que también ayuda a reducir el colesterol en sangre y a evitar el mal funcionamiento intestinal, evitando el estreñimiento.

A continuación verás 5 formas de comerlas

1.Crudas

Se las puede comer sacadas directamente de la calabaza con cáscara o sin cáscara. Se debe tener la precaución si son con la cáscara de masticarlas bien, ya que en algunas personas les puede ocasionar algún malestar estomacal si quedan enteras.

2.Cocidas, horneadas o tostadas

Horneadas, el horno debe estar a una temperatura de 190 grados Celsius. Primero se debe separar las semillas de la pulpa de la calabaza a mano o con un peine limpio. Limpiarlas con chorro de agua o remojándolas un par de horas, pasar por un colador y secar con papel de cocina y se colocan en una plancha para horno.

Si prefieres puede sazonarlas o no, puede ser con un poco de curry, pimienta de cayena o sal, que le agregan sabor. Si las prefieres dulces, le puedes agregar algo de clavo de olor, canela o nuez moscada. Después, colocar las semillas de calabaza en el horno 20 minutos hasta obtener un color dorado y con una textura crujiente. Dejar enfriar.

Tostadas. Precalentar el horno a 200 grados Celsius. El procedimiento es separar las semillas de la calabaza, y se las hierve en agua durante 10 minutos, luego se escurren y se colocan en una placa con aceite de oliva y se mezclan. Horno de 5 a 20 minutos.

3. Acarameladas

Se fritan las semillas en aceite de oliva en una sartén y cuando empiezan a saltar se le agrega 1 cucharada de azúcar en la sartén para que se caramelicen. Ten presente que a pesar de que son más ricas así, tienen más calorías y hay que consumirlas con mayor moderación.

4. Agregada a preparaciones

Como sopas, guisos, para espolvorear con un puñado las comidas en reemplazo del queso rallado. Se pueden consumir mezcladas con yogures, leche, o ensaladas de frutas. Tostadas se pueden incluir en ensaladas y en rellenos.

SOUP
Una saludable sopa de curry con semillas de calabaza

5. Harina y leches

La harina se puede utilizar para hacer alguna preparación. Se obtiene moliendo las semillas en la procesadora, sin necesidad de tostarlas. Está recomendada para personas celíacas porque no contienen gluten.

La leche es una opción de desayuno o merienda sin lactosa. Se prepara con las semillas tiernas, crudas y peladas, remojadas previamente en agua. Se añade azúcar morena para darle gusto, agua y canela o vainilla en polvo. Se pone en la licuadora las semillas, agua, azúcar morena canela o vainilla en polvo. Luego se debe colar. Una vez realizada se puede conservar en la heladera en un recipiente tapado por dos días.

Ahora ya tienes otras ideas para consumir las semillas de calabaza y obtener todos los nutrientes y beneficios que posee tanto para ti como para el resto de tu familia.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo