Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 22 junio |
Santo Tomás Moro
home iconHistorias que inspiran
line break icon

El amor después del amor

Jessica Sharman-Facebook

Oleada Joven - publicado el 18/02/17

Perdió la memoria pero su novio la reconquistó

En marzo de 2016 Jessica Sharman sufrió un severo ataque epilépsico motivo por el cual perdió la memoria. No fue un ataque más como sus familiares, amigos y novio habían pensando. No recordaba nada ni nadie. Cuando lograron estabilizarla y ella volver en sí, se encontró con un enorme desafío, aprender todo de nuevo. Tenía 19 años.

En marzo del año pasado, mientras iba de camino al trabajo, en Tunbridge Wells, Inglaterra, junto con su novio Richard Bishop, ufrió el ataque. De inmediato, el joven de 25 años realizó los procedimientos necesarios para que se recuperara. Jessica fue diagnosticada con epilepsia del lóbulo frontal en el año 2010.

Al despertar, no reconoció a ninguno de quienes estaban rodéandola en su cama. Ni siquiera a su propia madre. «No sabía qué pasaba. La amnesia momentánea era normal en mí luego de alguna convulsión. Pero una hora después veía a esta mujer corriendo hacia mí y no tenía idea de quién era. Era mi madre, y quedé mirándola fijo. El mundo me dio vuelta ese día. Me enfrentaba con extraños que decían ser mi familia, diciéndome cosas que no tenían sentido para mí», indicó Jessica.

Pero no estaba convencida. ¿Quiénes eran todas esas personas que decían ser sus padres, su novio, sus amigos? Luego de que le mostraran decenas de fotografías en las cuales la joven aparecía junto a sus seres queridos comenzó a creerles. Entre esos «extraños» estaban Lisa y Gary Sharman, mamá y papá.

“Rich” acompañó a su gran amor a lo largo de su recuperación. Ella le dio una oportunidad a un “extraño” para que la volviera a conquistar. Lo logró

Pero todavía había un hueco en su vida: Richard. Una cosa era saber quiénes eran tus padres. Otra era tener que «sentir» amor por alguien que a esa altura era un perfecto desconocido. «Para mí, era un virtual extraño».

«Me dejaron sola con él y lo odié», recordó. «Era un extraño para mí. Rich me llevó a lo que se suponía era nuestro parque favorito, pero no podía ni siquiera caminar a su lado. Cuando me tomó la mano, la solté. Estaba devastado pero convencido que podríamos volver a tener lo que teníamos. Viendo cuánta pasión ponía, cuánto me cuidaba, acepté tener una cita con él, pero sin promesas», relató Jessica.

Al poco tiempo, volvió a enamorarse. «Recuperé una vida con la ayuda de mi familia y por supuesto, de Rich. Me siento tan afortunada de que él me conociera lo suficiente para estar a mi lado aún cuando yo pensaba que era un completo extraño. Ahora prácticamente vive en mi casa y nuestra relación crece y crece».

Fuente: Infobae

Artículo publicado por Oleada Joven

Tags:
amorenfermedadmemorianoviazgo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.