Aleteia

El economista peruano que vuelve para mejorar la calidad de vida de su país

Facebook Marco Carrasco
Comparte
Comenta

Número 1 en La Sorbona de París, propone la psicología y la economía en búsqueda del bien común

El economista peruano Marcos Carrasco Villanueva, hizo sus maletas y se fue a Francia. Apasionado por una nueva especialidad la economía conductual o del comportamiento, el joven egresado del tercio superior de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), utiliza valoraciones de la neurociencia para una mejor comprensión en la toma de decisiones en la economía mundial.

“Lo sucedido con la elección de Donald Trump, el “Brexit”, así como determinados tipos de consumo”, son algunos de los comportamientos de los agentes económicos, que para Carrasco Villanueva “permiten entender que las emociones también manejan la economía, y que existen límites en la racionalidad del ser humano”, comentó para el diario la República. 

Al concluir sus estudios en economía, Marcos empieza a interesarse en el progreso económico de Corea del Sur, China, Japón, entre otros, países del este asiático que habían logrado un gran incremento financiero, el inquieto investigador se preguntaba: ¿Cómo introducir esas políticas públicas de desarrollo, en el Perú con la menor inversión?.

Interesado en el desarrollo de su país 

Hijo de un médico y una enfermera, reconoce que la mayoría de economistas se dedican a las finanzas o a crear sus propias empresas. “Son muy pocos los que se enfocan en el desarrollo social, cuando existen una gran cantidad de problemas sociales que atender”.

“Aunque no estuve muy convencido del todo, era muy bueno en los números, eso me ayudó mucho”, confiesa Carrasco Villanueva, que decidió seguir adelante con su propósito de convertirse en economista. Su acercamiento a la Psicología llegó luego a su vida, ya en París concretó lo que siempre anheló: unir ambos campos para desarrollar sus capacidades al servicio del bien común.

Su interés por los estudios lo ha llevado a convertirse en noticia, al haber ocupado durante dos años el primer puesto en un posgrado de economía con mención en psicología en la Universidad La Sorbona de París. “Otro de mis sueños, es aplicar en el Perú políticas públicas para lograr el desarrollo económico a través de esta nueva rama de la economía, que utiliza la psicología para promover lineamientos públicos”.

De Lima a París

“Hasta ahora se desconoce el potencial de los estudiantes peruanos de las universidades públicas”, destaca Marcos para la prensa peruana. “Decidí especializarme en economía conductual, porque estoy seguro que se puede lograr el desarrollo en el país, a partir de incentivos que no generen mucho costo aplicado a los sectores como salud, ambiente, educación, etc”.

En 2015 el economista se convirtió en el único latinoamericano egresado en el primer puesto de La Sorbona. “Compartí clases con jóvenes muy inteligentes provenientes de todo el mundo, todos de diferentes universidades de Hong Kong, Harvard, Edinburgh, entre otras”, para el joven de 26 años sus estudios le han abierto las puertas del mundo.

Ahora de regreso al país, el magister en economía conductual, desarrolla dos proyectos; BEST y ASIA ambos buscan generar una mejorar calidad de vida en la sociedad peruana.

Proyectos de desarrollo social

“Asia” que ha constituido hace seis años en la UNMSM, es liderado por el profesor Carlos Aquino y recoge las experiencias de los países asiáticos con el fin de poder replicarlos en el país. “Best: Behavioral Economics and Data Sciencie Team” (Economía conductual y ciencia de datos) es el primer proyecto en el Perú que se enfoca en economía conductual.

“La economía está detrás de todos los problemas sociales que afronta el mundo”, sin embargo la economía conductual sólo está surgiendo en Europa, EEUU y China, para el joven peruano, es importante introducirla en el país, pues permite aprovechar los talentos humanos y el control de las emociones, en la toma de las decisiones que en economía pueden tener un aporte significativo

La economía del comportamiento se hace conocida gracias a Daniel Kahneman, Psicólogo ganador del premio nobel de economía en 2002, Kahneman es el séptimo economista más influyente en el mundo.

A pesar de hablar Chino, Japonés, Alemán, Francés, e Inglés para él lo importante es acercarse al encuentro de otras culturas. Felicitado por el primer vicepresidente de la República Martín Vizcarra, Marcos anima a todos los jóvenes peruanos a lograr sus sueños a través de los estudios.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día