Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 21 septiembre |
San Mateo
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Quieres decidir por ti mismo sobre tu propia felicidad?

EAST NEWS

Karolina Sarniewicz - publicado el 22/01/17

La ayuda de un psicoterapeuta puede hacer que aprendas a no fingir, a analizar cualquier situación desde distintas perspectivas, y que tu vida mejore en calidad

Según las estadísticas actuales citadas por la revista Newsweek Polonia, ya 700 mil polacos utilizan la ayuda de un psicoterapeuta. Es una noticia genial, – creo – pero me gustaría que hubiese más.

Sé consciente

No tengo ninguna duda de que la psicoterapia es una opción extraordinaria para las personas inteligentes que se toman su vida en serio. Son conscientes de que la salud mental es tan importante como la física, y cuando algo falla, hay que ir al médico. Es también una vía ideal para aquellos que quieren crecer. Ellos creen que son dueños de sus vidas, que de ellos mismos depende la calidad de las relaciones en las que entran. No tienen miedo de admitir que no las pueden manejar. Ellos saben que ninguno de nosotros es Dios – que todo el mundo merece una parada en su ocupada vida.

Tal vez, por alguna razón tu vida es dura. Estás triste y no sabes por qué. Tienes incontrolados ataques de ira o no puedes controlar los recuerdos recurrentes del pasado. Tienes miedo de algo, planeas algo frenéticamente o te anticipas a lo peor. Piensa en ti mismo como alguien inferior, condenado al fracaso, digno de la infelicidad. No eres capaz de mantener relaciones con tu entorno cercano. Te sientes vacío por dentro, solo entre las personas. Parece que tu vida carece de objetivos. No sabes por que estás viviendo. Sufres de dolencias físicas que no tienen justificación médica.

Son sólo algunas de las muchas razones que pueden significar que te sea útil la ayuda de un terapeuta.

Deshazte de los estereotipos

No tienes que tener miedo. Lo primero que verás, sentado en la sala de espera, serán personas completamente normales esperando su turno, igual que tú. Luego te darás cuenta de que el estereotipo relacionado con el diván es un absurdo flagrante. Al igual que los cuentos sobre el terapeuta, te reprochará tus errores que de una manera humillante, te dará órdenes o que encontrará la raíz de todos tus problemas en la relación perturbada con tu madre.

Todo lo que te pasará en su consulta, será simplemente una cálida entrevista llevada a cabo de manera profesional. En la consulta del psicoterapeuta hay, por lo general, dos cómodos sillones colocados uno frente al otro. Al lado siempre hay una caja de pañuelos de papel, que sugiere que puedes sentirte a gusto. Expresar las emociones en este lugar no es malo ni indeseable.

Las dos primeras reuniones servirán para familiarizarse con el terapeuta, durante las cuales se decidirá si deseáis trabajar juntos y determinaréis más o menos lo que queráis hacer (designaréis las objetivos de la terapia). El terapeuta puede preguntarte por tus problemas y si sabes detectar lo que deseas corregir o cambiar. Pero no te preocupes. No tienes que saber mucho acerca de ti mismo, para poder iniciar el tratamiento. En las primeras reuniones determinaréis algún punto de partida. Más tarde, en el transcurso de la terapia irán apareciendo más problemas para abordar. A menudo, incluso después de un año o dos, los pacientes acceden a zonas de las que antes no tenían ni idea y los proponen en la sesión. Y todo esto gracias a la participación sistemática y la confianza con el terapeuta.

Un buen amigo

Esto último es extremadamente importante. Vale la pena tratar al terapeuta como a un buen amigo. No hay que tener miedo de que nos vaya a criticar o reírse de nosotros, o cuestione la necesidad de la terapia (esto nunca ocurrirá). En cuanto más nos deshagamos de la timidez al hablar de nosotros mismos, tanto más ganaremos – aunque por supuesto nada se debe forzar. La relación con el terapeuta, al igual que con cualquier otra persona, se irá desarrollando a su ritmo natural.

Gracias a la terapia, ganarás (refiriéndonos al terapeuta), a un amigo que te acepta al cien por cien, te escucha, te comprende y te apoya independientemente de tus decisiones. Sin criticarte, ni herirte, es capaz de dirigirte sutilmente hacia unas exactas observaciones y conclusiones. Obtendrás el derecho a contar tus penas y hablar de ti mismo como de la persona más infeliz del mundo (¡y esto a veces lo necesita todo el mundo!), lo que hará que desde el principio dejarás caer un gran peso de encima y te sentirás aliviado.

Ya no tendrás que caminar con la máscara de un hombre que tiene que lidiar con todo. Cuando te abras al terapeuta, te convertirás en un ser verdadero y no tendrás que fingir nada. Con el tiempo gracias a la terapia podrás deshacerte del orgullo y la vergüenza de mostrar que eres una persona corriente y débil. Te darás cuenta de que también te aceptan en esta forma. Tu valor radica en ti mismo, y no en la forma en que te presentas. Como un niño pequeño empezarás a aprender la vida a partir de cero y serás alabado por los éxitos más pequeños. Comenzarás a quererte a ti mismo y con más facilidad (porque sin miedos) entablarás las relaciones con los demás.

Los beneficios

Contactarás también con sus emociones. Aprenderás de dónde vienen tus arrebatos incontrolables de ira o de tristeza. Conocerás también técnicas especiales para ayudarte a lidiar con ellas. Comenzarás a entender por qué una cosa te molesta y la otra te es indiferente. De esta manera, aprenderás más fácilmente a perdonarte a ti mismo, y en las personas que te hicieron daño, verás seres que se habían perdido y obtendrás la capacidad de perdonarles más fácilmente.

También serás capaz de reaccionar cuando alguien te haga daño. Aprenderás dónde termina y comienza tu espacio. Comenzarás a construir relaciones sanas, donde ambas partes operan en igualdad de condiciones. Entenderás también en qué acontecimientos puedes influir y en los qué no, por lo que te distanciarás de algunos y abordarás con más motivación los otros, logrando mayores éxitos. Te desharás de tu presión interna y gracias a ello utilizarás mejor tus recursos.

Aprenderás a utilizar los filtros a través de los cuales consultabas la realidad hasta ahora. Ganarás una mayor confianza en ti mismo y la sensación de seguridad a nivel social. Verás cada situación desde múltiples perspectivas, y tu vida mejorará en calidad.

Pero antes de que llames al primer terapeuta que encuentres, es conveniente que conozcas algunos detalles técnicos. La psicoterapia puede ser llevada a cabo sólo por un psicólogo o psiquiatra que ha completado unos estudios especiales de psicoterapiade varios años de duración en la especialidad que él mismo eligiera y que se hubiese sometido previamente a una psicoterapia. El psicólogo puede atender una consulta, pero sin los estudios completos no es un psicoterapeuta.

¡Ponte en acción!

Cuando les recomiendo la terapia a mis amigos creyentes, me encuentro a menudo con la respuesta de que es Dios y no los terapeutas, el que cura el espíritu. Con toda seguridad. Pero Dios construye la gracia en la naturaleza y el don de la curación se lo da a los médicos, esperando igualmente compromiso y trabajo por nuestra parte. No nos quedemos pues orando a solas, hasta que alguien nos cure de la fatiga y del dolor con el chasquido de un dedo. Mejor oremos por un buen terapeuta, y pongámonos a desenterrar el tesoro.

Tags:
felicidadrelaciones amorosasterapia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.