Aleteia

Lee esto si te sientes muy deprimido

Comparte
Comenta

Lo que estás pasando ahora te hace sentir como si fuera el fin del mundo. Pero estoy aquí para decirte que no es así

Yo no querría que estuvieras leyendo esto, pero si haz entrado en este artículo es porque estás pasando por algo malo, y me gustaría poder llegar hasta ti a través de la computadora y darte el mayor abrazo del mundo, pero no puedo, entonces en lugar de eso te voy a mostrar algo que espero te guíe en el camino a la felicidad.

“Que estés mejor”.

“Estarás bien”.

“Tienes todo”.

Déjame adivinar – ya oíste estas frases, además de muchas otras, alrededor de un millón de veces, ¿cierto? Lógico, son palabras alentadoras de seres queridos o incluso de desconocidos que pueden ayudar a animarte un poco. Pero a veces es necesario más que eso.

¿Te estás volviendo loco? Lo que estás pasando ahora te hace sentir como si fuera el fin del mundo. Pero estoy aquí para decirte que no es así. Yo no dudo que otros te hayan dicho lo mismo, pero no seas duro o pesimista cuando leas esto. Porque es muy cierto.

A lo largo de tu vida, no importa la edad, pasarás por cosas duras. Tu corazón se romperá en tantos pedazos que pensarás que estás muriendo. Perderás amigos que pensaste que estarían en tu vida para siempre. Las personas a tu alrededor morirán. Tu economía no siempre será la que deseas. Vas a perder algunas clases. Te pillarán haciendo algo que no deberías. Pasarás muchas cosas y te sentirás como si no tuvieras un propósito en esta tierra, o simplemente no querrás vivir más. Escúchame cuando te digo que es normal. Eso se llama ser humano. Eso se llama vida.

Cada cosa que pases en la vida es una lección. La clave para aprender estas lecciones es cambiar tu manera de pensar. Cuando haces algo que lamentas, o algo que simplemente te mata por dentro, sigue adelante y llora, en serio, déjalo salir. Nunca te llenes de esas emociones, gritar y llorar para aliviar el dolor o la rabia es saludable. Sin embargo, tras tu proceso de luto, mira atrás, ve lo que pasó, los errores que cometiste y aprende de ellos, ¿lo volverías a hacer? Si no, asegúrate de que no vuelva a suceder.

¿Aún estás leyendo? Bien, eso significa que no has desistido, y por eso estoy orgulloso de ti. Si leer artículos en Internet te ayuda, aquí te muestro algunas maneras de aliviar el estrés de tu vida, para ayudarte a superar todo lo que te está haciendo sentir como si tu mundo se estuviera cayendo a pedazos.

1 – Sal de tu cuarto

Levántate y sal con alguien. Si ese “alguien” es un amigo, cónyuge, mascota, abuela, etc., la simple presencia de otra persona será mental y físicamente saludable, y demostrará ser un aliciente de humor. No necesitas hacer nada. Sólo estar, ver la televisión, jugar un juego de cartas, conversar.

2 – Toma un baño de espuma

En serio, tómate un baño de espuma, es una de las cosas más relajantes de la tierra, y si añades un poco de sales de baño al agua tibia, saca las toxinas y bacterias de tu cuerpo. Llena la bañera, añade las burbujas, acuéstate y relájate.

3 – Lee un libro

No importa si te gusta leer o no, sólo hazlo. Existen muchos libros sorprendentes por ahí. Si encuentras el camino correcto, es fácil perderse en él, por lo tanto, date una escapada de la realidad. Aunque no sea una solución permanente, una fuga temporal es mejor que ninguna.

4 – Viajes

Vete de viaje. Ya sea sólo o con amigos, ¿por qué no escaparse durante un tiempo? Podrías hacer un viaje internacional, viajar a un país completamente nuevo, o simplemente ir del otro lado de la ciudad. Confía en mí cuando te digo que todos necesitan un refugio de vez en cuando.

Espero que te estés sintiendo un poco mejor después de leer esto, y tomes en consideración algunos de mis consejos. Yo podría hablar y hablar sobre las cosas que te harían sentir más satisfecho en la vida, pero realmente creo que para que des el primer paso, debes dejar el teléfono, salir de la computadora, parar de leer esto y vivir tu vida al máximo. Da todo lo que tienes. No estás solo, hombre. Yo estuve donde tú estás, superarás esto y saldrás del otro lado más fuerte de lo que jamás imaginaste que era posible.

¡Lo tienes todo!

Por Prosa e Poesia

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día