Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 15 junio |
Santa María Micaela
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa: que la Iglesia no se confíe a criterios de eficiencia

Vatican Insider - publicado el 01/10/16

«Dichosa la Iglesia que no cede a los criterios del funcionalismo y de la eficiencia organizativa y no presta atención a su imagen». Desde Tiflis, Georgia, en el segundo y penúltimo día de su visita al Cáucaso, Papa Francisco celebra la Misa en el estadio para los católicos ante la presencia de las autoridades del país y de los representantes de la Iglesia ortodoxa y otras confesiones cristianas. La santa festejada hoy, primero de octubre, es santa Teresita de Lisieux: la ocasión para un mensaje que va más allá de la realidad georgiana. Las palabras sobre la libertad de las tentaciones del «funcionalismo» y de la eficiencia parecen, efectivamente, particularmente significativas si se aplican a las recientes reformas en acto en la Curia romana.

El Papa llegó poco antes de las nueve al estadio Mikheil Meskhi, dedicato al «mejor futbolista georgiano del siglo XX», que pude alojar hasta a 27 mil personas. Pero en la misa, como ya sucedió con Juan Pablo II en 1999, hay solo algunos millares de fieles, que llevan gorras blancas y amarillas, los colores de la bandera vaticana. Los católicos representan el 2,5% de la población del país (alrededor de 112 mil fieles), la mayor parte de ellos pertenecen a la Iglesia armenia y a la Iglesia caldea, en comunión con Roma. En la capital, Tiflis, el porcentaje desciende al 1%.

Francisco recorrió el estadio a bordo de un pequeño vehículo eléctrico y se detuvo a saludar a muchos de los niños presentes. En la celebración están presentes delegaciones de diferentes confesiones cristianas, pero no los obispos del Patriarcado ortodoxo. Dos días antes de la llegada del Papa, el 28 de septiembre de 2016, el Patriarcado publicó una declaración distanciándose de las críticas de los grupos ortodoxos mas ultrancistas, afirmando que la misa en el estadio para los católicos no podía ser considerada como proselitismo y, al mismo tiempo, indicando que «los fieles ortodoxos no participan en la celebración».

En la primera fila está el presidente georgiano Georgi Margvelashvili. Al principio de la celebración, el Papa y los obispos concelebrantes pararon a través de una Puerta Santa, abierta hacia el vacío. En la homilía, Bergoglio reflexionó sobre los manuscritos de santa Teresita para decir que «entre los muchos tesoros de este espléndido país destaca el gran valor que representan las mujeres.Ellas —escribía santa Teresa del Niño Jesús, cuya memoria celebramos hoy— “aman a Dios en número mucho mayor que los hombres”. Aquí en Georgia, hay muchas abuelas y madres que siguen conservando y transmitiendo la fe».

Francisco dijo que la Iglesia es «la casa de la consolación», en donde «Dios desea consolar». « Podemos preguntarnos: “Yo, que estoy en la Iglesia, ¿soy portador del consuelo de Dios? ¿Sé acoger al otro como huésped y consolar a quien veo cansado y desilusionado?” El cristiano —explicó—, incluso cuando padece aflicción y acoso, está siempre llamado a infundir esperanza a quien está resignado, a alentar a quien está desanimado, a llevar la luz de Jesús, el calor de su presencia y el alivio de su perdón». Muchos sufren, experimentan pruebas e injusticias, viven preocupados.

«Queridos hermanos y hermanas —continuó el Papa—, sintámonos llamados a esto; no a fosilizarnos en lo que no funciona a nuestro alrededor o a entristecernos cuando vemos algún desacuerdo entre nosotros. No está bien que nos acostumbremos a un “microclima” eclesial cerrado, es bueno que compartamos horizontes de esperanza amplios y abiertos, viviendo el entusiasmo humilde de abrir las puertas y salir de nosotros mismos».

Pero hay una condición de fondo «para recibir el consuelo de Dios, y que hoy nos recuerda su Palabra: hacerse pequeños como niños, ser “como un niño en brazos de su madre”. Para acoger el amor de Dios es necesaria esta pequeñez del corazón: en efecto, sólo los pequeños pueden estar en brazos de su mamá».

«Para ser grande ante el Altísimo —explico Papa Francisco— no es necesario acumular honores y prestigios, bienes y éxitos terrenales, sino vaciarse de sí mismo. El niño es precisamente aquel que no tiene nada que dar y todo que recibir. Es frágil, depende del papá y de la mamá. Quien se hace pequeño como un niño se hace pobre de sí mismo, pero rico de Dios». Por ello «nos hará bien recordar que somos, siempre y ante todo, hijos suyos: no dueños de la vida, sino hijos del Padre; no adultos autónomos y autosuficientes, sino niños que necesitan ser siempre llevados en brazos, recibir amor y perdón».

Bergoglio sacó de este enfoque una nueva lista de Bienaventuranzas: «Dichosa las comunidades cristianas que viven esta genuina sencillez evangélica. Pobres de recursos, pero ricas de Dios. Dichosos los pastores que no se apuntan a la lógica del éxito mundano, sino que siguen la ley del amor: la acogida, la escucha y el servicio. Dichosa la Iglesia que no cede a los criterios del funcionalismo y de la eficiencia organizativa y no presta atención a su imagen». Porque concluye Francisco con las palabras de Santa Teresita, «“Jesús no pide grandes hazañas, sino únicamente abandono y gratitud”», por lo que la actitud más adecuada es la del «abandono del niñito que se duerme sin miedo en brazos de su padre».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
MOTHER AND LITTLE DAUGHTER,
Silvia Lucchetti
Él se suicida tras matar a sus hijas: ella vuelve a vivir gracias...
6
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
7
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.