Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 04 marzo |
Santa Catalina Drexel
home iconDesde Roma
line break icon

7 preguntas clave del papa Francisco para saber descansar

©ALESSIA GIULIANI/CPP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 09/07/16

¿Sé descansar recibiendo el amor, la gratitud y todo el cariño que me da mi familia?

Roma alcanza los 30 grados y una humedad soporosa. “Este mes, se suspenden mis audiencias; pero yo no dejo de rezar por ustedes. Por favor, ¡recen ustedes por mí!”, se lee en la cuenta Twitter de papa Francisco del 7 de julio 2016. Y es tiempo de vacaciones en varios países.

La pregunta que nos hace el Pontífice es: ¿sabemos descansar?

El papa Bergoglio está de vacaciones. Cierto, a su estilo: escaso ocio y nada de viajes de placer. No es que tenga nada en contra de ello. Casa Santa Marta, la residencia donde vive, es su refugio de la canícula y el sol estival. Francisco tendrá pocas actividades públicas, pero seguirá trabajando.

Rigor jesuítico preside sus horarios. Inicia su jornada a las 4.45 de la mañana. Lectura del breviario y meditación. El resto de la jornada principalmente prepara discursos, viajes apostólicos, encuentros. Religiosamente hace siesta, en la tarde (4.45) se reactiva. La jornada termina con una oración entre las 22.15 y las 22.45.

Leer también: ¿Sabes qué oración reza el papa Francisco antes de ir a dormir?

El Pontífice aprovecha el tiempo pero no reniega del descanso, que considera tan importante como el trabajo. No se trata de no hacer nada, sino de dar un sentido a las pausas cotidianas. De hecho, los religiosos dedican algunos minutos para pensar, dar gracias y reflexionar sobre lo ocurrido en la jornada.

El papa Francisco advierte de “la tentación de descansar de cualquier manera, como si el descanso no fuera una cosa de Dios”. Pide no caer “en esta tentación». “Nuestra fatiga es preciosa a los ojos de Jesús, que nos acoge y nos pone de pie. (Mt 11,28)”, enseña.

Y por último, nos invita a que en el momento de máximo cansancio nos rindamos a Dios, que nos renueva en la oración y la reflexión.

“¡Qué difícil es aprender a descansar!”, dijo a sus sacerdotes, pero esto se aplica también a las personas con familia, solteras o que tienen varias actividades.

A continuación, pueden ayudarnos algunas preguntas a este respecto. Vamos a adaptarlas a la vida familiar y a la cotidianidad en tiempo de verano (o también en las vacaciones de invierno). Son tomadas de la homilía del pasado 2 de abril de 2015.

  1. ¿Sé descansar recibiendo el amor, la gratitud y todo el cariño que me da mi familia? O, luego del trabajo, ¿busco descansos más refinados, no los de la gente sencilla sino los que ofrece el mundo del consumo?
  2. ¿El Espíritu Santo es verdaderamente para mí “descanso en el trabajo” o sólo aquel al que invoco vagamente para que me ayude cuando estoy en dificultad?
  3. ¿Sé pedir ayuda a algún sacerdote sabio o una persona mayor? ¿Sé descansar de mí mismo, de mi auto-exigencia, de mi auto-complacencia, de mi auto-referencialidad?
  4. ¿Sé conversar con Jesús, con el Padre, con la Virgen y san José, con mis santos protectores amigos para reposarme en sus exigencias —que son suaves y ligeras—, en sus complacencias —a ellos les agrada estar en mi compañía—, en sus intereses y referencias —a ellos sólo les interesa la mayor gloria de Dios—?
  5. ¿Sé descansar de mis enemigos bajo la protección del Señor?
  6. ¿Argumento y maquino yo solo, rumiando una y otra vez mi defensa, o me confío al Espíritu Santo que me enseña lo que tengo que decir en cada ocasión?
  7. ¿Me preocupo y me angustio excesivamente o, como Pablo, encuentro descanso diciendo: “Sé de quién me he fiado”(2 Tm 1,12)?


El Papa suspende las audiencias en julio 

En las calles de Roma y del Vaticano continúa el flujo incesante de turistas y peregrinos de la misericordia. La audiencia general de los miércoles quedó suspendida durante el mes de julio. No obstante, el domingo no faltará el Ángelus desde la ventana del Palacio Apostólico.

La primera semana de agosto vuelven las audiencias, esta vez en el aula Pablo VI para evitar el calor. El papa Francisco volverá a celebrar la misa diaria en Casa Santa Marta en septiembre y retomará su habitual ritmo cotidiano.

Tags:
descansoociopapa franciscovacacionesvaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.