Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 21 junio |
San Luis Gonzaga
home iconActualidad
line break icon

Restauremos la confianza de los mexicanos, piden los obispos

©MarkoVombergar

Jaime Septién - publicado el 17/04/15

Un pueblo sin confianza alimenta la indiferencia, el desaliento o la agresividad, advierten tras su asamblea plenaria

Los obispos de México –al concluir su 99 asamblea plenaria en la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) —han emitido un mensaje en el que “conscientes del creciente reclamo de los ciudadanos que, cada vez con mayor insistencia, piden ser escuchados y atendidos, sobre todo por quienes se han comprometido a servir al pueblo”, intentan responder a la crisis de desconfianza que existe en el país, de cara a las elecciones intermedias del próximo 7 de junio.

Los prelados mexicanos dedicaron la asamblea a reflexionar sobre la nueva evangelización y la prioridad de extenderla al mundo juvenil, cada día más alejado no solamente de la práctica sino de la concepción misma del catolicismo (México se mantiene como el segundo país con mayor número de católicos del mundo, después de Brasil, pero la población juvenil va decreciendo en participación y catolicidad).

En mensaje dirigido claramente a las autoridades políticas, indicaron que “no hay razón para oídos sordos”.

Como sucede en familia, incluso en las crisis, lo que se necesita para salir adelante es la confianza. "Confianza que brota de tener la seguridad de que se está buscando el bien de todos, no sólo de algunos”, escribieron en su mensaje los obispos agrupados en la CEM.

También subrayaron que esto mismo sucede con el pueblo mexicano, quien necesita saber que sus instituciones y autoridades trabajan responsable y honestamente por el bien de todos, particularmente por los que menos oportunidades han tenido.

Con absoluta claridad, los obispos de México hicieron sentir que un pueblo sin confianza alimenta la indiferencia, el desaliento o la agresividad.

“No podemos negar la crisis actual de nuestra querida Patria. Si no reconocemos que el mal se está extendiendo, hasta en las instituciones que deberían erradicarlo, no podremos solucionarlo. El mal no tiene la última palabra. ¡Nos urge la honestidad!”, reclamaron los prelados en su mensaje final.

Y pidieron al pueblo, a las autoridades, a los medios de comunicación, que nadie se acostumbre a dar paso “a lo que destruye la dignidad del ser humano y el valor de la vida: la injusticia, la corrupción, la violencia, la impunidad… Todo esto provoca la desconfianza y desalienta la participación. Los mexicanos no podemos tolerar a quienes buscan el poder sólo para favorecer sus intereses”.

Los obispos quieren ayudar, junto con las familias, a los maestros, las autoridades y las instituciones a restaurar la confianza de los mexicanos, hoy duramente castigada por el crimen y la violencia, por la impunidad y la corrupción.

Y en un alineamiento con los intereses de la sociedad, especialmente de los niños y los jóvenes, los prelados terminaron advirtiendo que “en cualquier diálogo con las autoridades y los diferentes sectores sociales, los obispos seguiremos expresando con claridad y firmeza las grandes necesidades de nuestro pueblo mexicano”.

Tags:
mexico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.