Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La regularización de haitianos en Rep. Dominicana se topa –en ambos países– con la realidad

AFP PHOTO/ERIKA SANTELICES
DOMINICAN REPUBLIC, Santo Domingo : A Haitian official from the International Organization for Migration (IOM) provides information in Creole to Haitian citizens living in the Dominican Republic about immigration procedures at the Reorganization Plan in Santo Domingo on June 9, 2014. The Regularization of Foreigners Plan seeks a final solution to the situation of thousands of Haitians living illegally in the country. AFP PHOTO/ERIKA SANTELICES
Comparte

Ni República Dominicana ni Haití han podido encontrar aún la fórmula para regularizar la situación migratoria

Ni República Dominicana ni Haití han podido encontrar la fórmula para regularizar la situación migratoria, sobre todo de los inmigrantes haitianos y sus descendientes quienes a partir de la nueva ley de población en República Dominicana, han enfrentado serios problemas para seguir viviendo con respeto a su ciudadanía.

Organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos han registrado algunas violaciones graves en contra de los descendientes de los haitianos y diversas organizaciones internacionales han pedido a República Dominicana que flexibilice su postura con respecto a Haití, sobre todo por la emergencia humanitaria que se vive en ese país tras el terremoto de enero de 2010.

La puesta en marcha, en la República Dominicana, del Plan Nacional para la Regularización de Extranjeros no ha tenido una respuesta eficaz por parte del aparato burocrático de ambos países, y a los inmigrantes se les piden una serie de documentos que en Haití no es fácil que se los faciliten.

El ministerio del Interior y la policía de la República Dominicana en la última semana de junio, han recibido 31.000 solicitudes de registro al Plan Nacional para la Regularización de Extranjeros, el 97% de ellos haitianos. Según la primera Encuesta Nacional de Inmigrantes realizada en 2012 y publicada el año pasado, 458.233 haitianos viven en la República Dominicana.

Sin embargo, la reciente Conferencia Regional sobre Migración celebrada en Managua, reconoció los esfuerzos de República Dominicana por la puesta en marcha y ejecución del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.  Los delegados de Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá felicitaron a este país “por los esfuerzos para implementar el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación irregular”.

El viceministro de Interior y Policía para Naturalización y Migración Luis Fernández en su condición de jefe de la delegación dominicana, en representación del ministro del MIP, licenciado José Ramón Fadul, explicó a través de una amplia exposición a los viceministros/as de los 11 países miembros de la CRM, los alcances del plan y las facilidades que ofrece el mismo para regularizar a los extranjeros en condición irregular.

Este Plan tiene varias etapas; ha iniciado en 12 provincias y continuará abriendo oficinas hasta completar todas las provincias del país para regularizar el estatus migratorio de gran cantidad de haitianos de forma “organizada, transparente y eficiente", según se puede leer en su exposición de motivos.

Mientras tanto, la instalación de nuevas cámaras y otros dispositivos de seguridad se sumaron esta semana al reforzamiento de la vigilancia por parte de efectivos de las Fuerzas Armadas dominicanas en la frontera con Haití “para evitar que más ciudadanos haitianos sigan penetrando al país de manera ilegal”, según ha dicho el comandante general del ejército dominicano, el general Rubén Paulino Sem.

El objetivo –según el general Rubén Paulino Sem—es “sellar” la frontera en su totalidad para evitar el paso y tráfico de ilegales hacia la República Dominicana puesto que “hay dominicanos que se dedican a traer de manera clandestina ilegales al país, además de mercancías de todo tipo cruzando la frontera”.

En el pasado mes de mayo, el ministro de Defensa, almirante Sigfrido Pared Pérez, reveló que por lo menos 800 haitianos cruzan diariamente de manera ilegal la frontera y se internan en territorio dominicano, atraídos por las facilidades que ofrecería la nueva Ley de Naturalización.

Alrededor de 24 mil haitianos estarían ingresando mensualmente al país, lo que sumarían 288 mil por año. "En unos 10 años República Dominicana albergaría a casi tres millones más de haitianos, que sumados a los casi dos millones que, según cifras no oficiales, se encuentran en este momento en territorio dominicano, elevaría el número a cinco millones, es decir, la mitad de la población haitiana”, dijo Pared Pérez.

El senador por Dajabón, Mario Torres informó el día de ayer que en la frontera con Haití ha aumentado la delincuencia, el narcotráfico y el contrabando, recordando que lo que pasó en Paya, Baní, donde fueron ejecutados siete colombianos, es un ejemplo elocuente de estos aumentos delictivos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.