Aleteia

México todavía tiembla por el crimen organizado

© DR
Comparte

El crimen organizado en México dejó 10.095 muertos en el año 2013, la cifra más baja desde el año 2010

Aunque no haya por dónde festinar –y el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong así lo diga a cada rato—lo cierto es que las cifras de asesinatos (al menos las cifras oficiales) muestran una baja en la frecuencia y el número de crímenes que arroja la lucha de los cárteles de la droga por hacerse de las plazas y del trasiego de enervantes.
 
Según el más reciente informe gubernamental, el crimen organizado en México dejó 10 mil 95 muertos en el año 2013, convirtiéndose en la cifra más baja desde el año 2010, cuando 12 mil 658 personas fallecieron en manos criminales.  En aquél entonces se hablaba de la “guerra” desatada contra los cárteles por el presidente Felipe Calderón.  Hoy solamente se habla de “ajuste de cuentas” entre bandas rivales.
 
Felipe Calderón gobernó México de 2006 a 2012, y su paso quedó signado por cerca de 70 mil muertes, fruto de haber decidido sacar al Ejército a combatir a los cárteles de la droga, quienes, junto a este ilícito, practican la extorsión, el secuestro y la trata de personas, entre otros giros negros a los que se están dedicando miles de jóvenes mexicanos.
 
En 2011 se cometieron 12 mil 284 asesinatos y en 2012 la cifra aumentó a 12 mil 412, según datos facilitados por el diario mexicano 'Milenio', de modo que en el último año las muertes ligadas al crimen organizado han disminuido 19 por ciento.  En promedio, en 2013 hubo un asesinato cada hora y el mes más violento fue marzo, con mil 48 muertes, a diferencia de octubre, con 562. Casi la mitad de los crímenes ocurridos el año pasado se registraron en los estados de Chihuahua, Sinaloa, Guerrero y Jalisco.
 
Chihuahua se mantiene por sexto año consecutivo liderando la lista de asesinatos, con mil 794 muertes, aunque esta cifra representa una reducción de un 21 por ciento respecto a 2012.
 
Sinaloa continúa siendo por segundo año consecutivo el Estado con más homicidios (mil 15), mientras que en Guerrero hubo 916 asesinatos, 487 casos menos que en 2012; y en Jalisco 913, lo que supone un aumento de un 40 por ciento.
 
México se encuentra, por otra parte, conmemorando los veinte años de dos acontecimientos disímbolos pero estructuralmente demoledores.  Por un lado, el inicio del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá, en el que se han desplazado millones de empleos de mexicanos por las asimetrías de las tres economías, y por el otro la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que ha llegado a crear una zona independiente, liderada por los zapatistas en el Estado de Chiapas.
 
El EZLN fue la señal al mundo de que México entraba a jugar en las ligas mayores de la economía sin haber resuelto el problema fundamental de la pobreza; una pobreza que hoy alcanza a uno de cada dos mexicanos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.