Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El Papa: El discurso cristiano sin Cristo hace daño

TALK

Mangostar | Shutterstock

Radio Vaticano - publicado el 05/12/13

En su homilía en la Casa Santa Marta Francisco anima a pedir la humildad de decir palabras cristianas en Jesucristo

El que pronuncia palabras cristianas sin Cristo, es decir, sin ponerlas en práctica, se hace daño a sí mismo y a los demás porque ha sido vencido por el orgullo y causa división, también en la Iglesia.

Esto es, en síntesis, lo que afirmó el papa Francisco en la Misa presidida en la Capilla de Santa Marta el 5 de diciembre de 2013.

Escuchar y poner en práctica la palabra del Señor es como construir la casa sobre roca.

El Papa explica la parábola evangélica propuesta por la liturgia de hoy. Jesús recrimina a los fariseos que conozcan los mandamientos pero que no los cumplan en su vida.

“Son buenas palabras”, pero si no se ponen en práctica “no sólo no sirven, sino que hacen daño: nos engañan, nos hacen creer que tenemos una casa bonita, pero sin cimientos”.

Cristo, la roca

Una casa que no está construida sobre roca:

“Esta figura de la roca se refiere al Señor. Isaías, en la primera lectura, lo dice: ‘Confiad en el Señor siempre, porque el Señor es una roca eterna’. ¡La roca es Jesucristo! ¡La roca es el Señor!

Una palabra es fuerte, da vida, puede seguir adelante, puede tolerar todos los ataques, si esta palabra tiene sus raíces en Jesucristo.

Una palabra cristiana que no tiene sus raíces vitales, en la vida de una persona, en Jesucristo, es una palabra cristiana sin Cristo. Y las palabras cristianas sin Cristo engañan, hacen daño.

Un escritor inglés, una vez, hablando de las herejías, decía que una herejía es una verdad, una palabra, una verdad que se ha vuelto loca.

Cuando las palabras cristianas están sin Cristo comienzan a recorrer el camino de la locura”.

El orgullo será derribado

Y una locura – explica el Papa – que nos lleva a la soberbia:

“Una palabra cristiana sin Cristo te lleva a la vanidad, a la seguridad de ti mismo, al orgullo, al poder por el poder.

Y el Señor derriba a estas personas. Esta es una constante en la historia de la Salvación. Lo dice Ana, la madre de Samuel; lo dice María en el Magnificat: el Señor derriba la vanidad, el orgullo de esas personas que se creen que son rocas.

Estas personas que sólo van tras una palabra, sin Jesucristo: incluso una palabra cristiana, pero sin Jesucristo, sin la relación con Jesucristo, sin el servicio a Jesucristo, sin el amor a Jesucristo.

Esto es lo que Él nos dice hoy: que construyamos nuestra vida sobre esta roca, y la roca es Él”.

¿Cómo son nuestras palabras?

“Nos hará bien hacer un examen de conciencia –afirma el Papa– para comprender “cómo son nuestras palabras”, si son palabras “que creen ser poderosas”, capaces “de darnos la salvación”, o si “son palabras con Jesucristo”:

“Me refiero a las palabras cristianas, porque cuando no está Jesucristo, también esto nos divide entre nosotros, crea la división en la Iglesia.

Pedir al Señor la gracia de que nos ayude en esta humildad, que debemos tener siempre, de decir palabras cristianas en Jesucristo, no sin Jesucristo.

Con esta humildad de ser discípulos salvados y de ir adelante; no con palabras que, por creerse poderosas, acaban en la locura de la vanidad, en la locura del orgullo.

¡Que el Señor nos dé esta gracia de la humildad de decir palabras con Jesucristo, fundadas en Jesucristo!”.

Tags:
cristianismohumildadjesucristopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.