Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 25 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Padezco ansiedad? ¿Qué debo hacer?

UPSET WOMAN

Shutterstock

Patricia Navas - publicado el 29/10/13

Buscar la causa antes de recurrir a los fármacos, aconseja el psiquiatra Paulino Castells

Mucha ansiedad y demasiadas medicinas; una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) indica que un tercio de los españoles toma o ha tomado alguna medicación contra la ansiedad.

Recurrir a la pastilla ante la tensión y el malestar psicológico puede resultar eficaz a corto plazo, pero no siempre resulta lo más adecuado, advierte el psiquiatra especialista en temas de familia Paulino Castells.

En la siguiente entrevista a Aleteia, el profesor titular de psicología de la Universidad Abat Oliba CEU propone más bien frenar, mirar al propio interior y encontrarse a uno mismo y el sentido de la vida.

Un tercio de los españoles se medica contra la ansiedad. ¿Cómo valora este dato?

Estamos en un país con unas cotas altísimas de ansiedad, con toda la situación crítica de la que, según parece, estamos saliendo. Ciertamente hay un consumo de medicación ansiolítica y antidepresiva -siempre van juntos los cuadros ansioso-depresivos- muy alta. Es una relación normal a la situación crítica que están pasando muchas familias.


¿Se refiere a la crisis económica?

Sí, la crisis laboral está repercutiendo en el bolsillo de muchos españoles y los casos de ansiedad se han disparado.

¿Cómo saber si uno siente ansiedad?

La ansiedad es una sensación de malestar psicológico -puede que sepas la causa o quizás no la sepas- que da al cuerpo un estado de alerta, de tensión, que no sucede cuando estas relajado y sin preocupaciones.

¿Es necesario tratarla con medicinas?

No. Pero en una sociedad en que se valora la rapidez e inmediatez en las soluciones, es lo más efectivo. No duermo, no como: pastillita, en lugar de ir a buscar el origen, la causa de por qué no como, no duermo o estoy ansioso.

No siempre hace falta recurrir a medicamentos. Hay tratamientos naturales, homeopáticos o hierbas, que pueden ayudar

– ¿La industria farmacéutica tiene algo que ver en el recurso fácil a las medicinas?

También influye. Estamos en un momento crítico en que algunos acusan a los laboratorios incluso de inventar patologías, por ejemplo el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Tampoco eso es cierto, pero sí que hay una auténtica presión de los laboratorios para vender medicamentos.

En el caso del TDAH, una alimentación adecuada podría sustituir a los medicamentos.

– ¿Por qué cada vez resulta más difícil el equilibrio mental en nuestras sociedades?

Porque nos están programando para desequilibrarnos. Se intenta anular el criterio propio, el pensamiento tradicional, se intenta dar una serie de nuevos paradigmas, de formas de vivir y todo esto va, no diré alienando o volviendo loco, pero sí desorientando al personal.

Las familias pierden un poco la brújula. Por eso algunos médicos hacemos lo posible para divulgar otro enfoque. No hay que caer en un pensamiento único de consumismo o unidireccional (si tiene esto, ha de tomar esto otro). Yo prefiero ofrecer amplios argumentos para tener criterio propio.

¿Cómo puede lograrse ese equilibrio?

Frenando, tapándose los oídos y cerrando los ojos, mirando hacia dentro en lugar de hacia fuera, cerrando la televisión y otros medios y preguntándose uno si de verdad precisa de todo esto o hay otras maneras de solucionarlo.

¿Por qué hay un movimiento casi migratorio de gente joven o mayor que se van de la ciudad al campo? Precisamente para huir de esta vorágine. Lo hace mucha gente, y gente con responsabilidades y cargos serios.

Pero no siempre resulta fácil frenar, las obligaciones y responsabilidades impiden a menudo detenerse e iniciar un proceso lento de cambio…

¿No tengo tiempo? Hay que buscarlo, tiempo para la lectura, para jugar con los niños, para meditar. El hombre ha de encontrarse a sí mismo. Lo que decía el Dr. Frank: el hombre en busca de sentido. Hay que buscar el sentido de la vida. Los cristianos lo tenemos un poco mejor porque tenemos una trascendencia pero todas las personas también pueden encontrar este sentido de la vida. –

Tags:
ansiedadmedicinasalud mental
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.