Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 16 octubre |
Santa Teresa de Jesús
Aleteia logo
home iconA Fondo
line break icon

Las divisiones del Papa

© Andreas SOLARO / AFP

Vísperas y Te Deum del Papa Benedicto XVI el 31 de diciembre de 2012

Jaime Septién - El Observador - publicado el 21/02/13

Por Jaime Septién, director de El Observador (México)

Hay muchas versiones sobre la famosa pregunta de Stalin, “¿Cuántas divisiones tiene el Papa?”  La realidad es que Stalin se la hizo a Pierre Laval, ministro francés de Asuntos Exteriores, poco después de que Alemania restableciera sus fuerzas aéreas e implantase el servicio militar obligatorio, en mayo de 1935.  Desde entonces hasta hoy, la pregunta estaliniana ha servido para burlarse del Papa, defendido tan sólo por unos caballeros vestidos de arlequines, con uniformes diseñados por Miguel Ángel, y armados de estacas. 

El empeño de muchos críticos (digno de mejores causas) consiste en mostrar a la Iglesia católica como una organización política más o menos ridícula, decadente, gobernada por un presidente mundial (el Papa), apoyado en vicepresidentes de diversas nacionalidades (los cardenales) y en gobernadores locales (los obispos).  Los sacerdotes serían los burócratas de nivel inferior.  Y las monjitas, sus secretarias…

Por paradójico que sea –y lo es de verdad– esos mismos críticos dotan a la Iglesia católica de un poderío inmenso.  Político, por supuesto.  Basado en el engaño y la amenaza del infierno a mil 200 millones de seres humanos que pasamos por ser subnormales profundos, creyentes en ilusiones como la Inmaculada Concepción o la Resurrección de Jesucristo y su permanencia entre nosotros a través de la Sagrada Forma.  Todo para ganar dinero, mantener los negocios vaticanos en secreto, sacarles herencias a viudas ricas y vejar menores de edad.

La renuncia al solio papal de Benedicto XVI hace exactamente una semana, ha reavivado el fuego graneado en contra de la Iglesia.  Mi amigo Jorge Traslosheros ha llamado a este batallón como el de los “zombis vaticanólogos”.  Son legión.  Salen de todos lados.  “Saben” a la perfección los motivos que movieron al Santo Padre a retirarse a una vida de oración.  Motivos que resumen en dos: a) porque lo tronaron los lobos y, b) porque ya se hundió la barca de Pedro y el timonel salió huyendo antes de ahogarse…  Detrás de todas estas lucubraciones persiste la idea de que la Iglesia católica es un grupo de políticos con sotana, aliados a las más oscuras fuerzas antiprogresistas.

La opinión de cada quién es suya.  Pero no por eso es valiosa.  Sería valiosa si fuera informada.  Ayudaría a entender la profundidad de un gesto como el de la renuncia de Benedicto XVI. Lo propio de un zombi es repetir “lo que se dice”.  Y repetir una mentira un millón de veces jamás ha generado una verdad.  Por ejemplo, la mentira de que la esencia de la Iglesia es política y que el Papa huyó despavorido por “ya no tener en sus manos el mando”.  A un acto de suprema libertad –inusitado en nuestro entorno social y político—se le revuelca en el lodo de la sospecha.

El Papa no le presentó la renuncia a un Congreso.  Nadie se la tuvo que aceptar.  Es a Jesús a quien le devuelve el cetro.  Al dueño y señor de la Iglesia.  Él sabrá a quién nombrar como su Vicario en la tierra.  Y todo esto, con perdón, solamente se puede captar desde la fe.  Y si no se tiene fe, desde el respeto, el conocimiento de la historia y la comprensión de una institución cuyo origen es sobrenatural.

Stalin no entendió que las “divisiones del Papa” no están compuestas de cañones, sino de mujeres y hombres que amamos la paz y tenemos por mandamiento supremo las obras del amor.  Los repetidores no entienden hoy que el Papa no se va: que se queda, como Santa Teresita, en el corazón de la Iglesia.

Tags:
diplomaciahistoriapontificado
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
main de robot
Francisco Vêneto
«Estamos creando a Dios»: ex funcionario de Google sobre la (IA) ...
2
Matrimonio cristiano
Besar la alianza cada día, la indulgencia especial de san Juan XX...
3
ZARAGOZA
Maria Paola Daud
Las bombas que por “milagro” de la Virgen del Pilar no explotaron
4
ROBOTICS
Macky Arenas
Estas son las profesiones que dominarán el futuro
5
MIDNIGHT MASS NETFLIX
P. Jonathan Mitchican
En lo que ‘Midnight Mass’ se equivoca y acierta sobre la fe catól...
6
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
7
Philip Kosloski
6 de los más notables santos incorruptos
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.