Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
Santa María de la Encarnación
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo bendecir una mascota… y la propia vida

Dog, Animal

© Ksenia Raykova

Edifa - publicado el 24/02/20

Podemos y debemos "bendecir" todo: en todas las cosas dar gracias a Dios. La bendición cristiana es un legado de la bendición judía, es un componente fundamental de nuestra relación con Dios y con la creación

Hay una doble bendición.

La primera es descendente, es la mirada de benevolencia y misericordia que Dios pone en la Creación.

El libro del Génesis es una muestra de ello. En cada etapa de su obra creadora, el Señor contempla a todos aquellos seres que nacen de su sabiduría y amor, «Y Dios vio que esto era bueno» (Gn 1:10).

Somos bendecidos porque somos creados, somos bendecidos aún más porque somos recreados: Dios «nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo» (Ef 1, 3).

En este sentido, bendecir es poner o colocar una criatura, o una cosa, o una actividad, de nuevo en la gracia de Dios.

Los padres bendicen voluntariamente a sus hijos. El Ritual de Bendiciones tiene bellos textos para bendecir compromisos, cónyuges, familias, peregrinos…

También bendice objetos de piedad, como una cruz o una estatua, y también es posible bendecir una obra, una casa, un coche, etc. ¿Y por qué no los animales?




Te puede interesar:
¡Qué bonito es bendecir a los seres queridos!

Esta bendición descendente requiere una bendición a cambio, ascendente, de la Tierra al Cielo: nos corresponde a nosotros dar gracias, bendecir a quien nos bendiga. Este es el significado del sacrificio en la Antigua Alianza.

Simbólicamente, significa que todo nos es dado, y que todo debe de alguna manera ser devuelto a su origen, puesto en su perspectiva adecuada. Esto se logra de la manera más perfecta en el sacrificio de Cristo.

«Sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre» (Jn 13, 1), Jesús hace de su vida y muerte una «Eucaristía«, es decir, un «gracias» a su Padre.




Te puede interesar:
¿La Eucaristía es realmente algo más que pan y vino?

Cuando el Apóstol invita a ofrecer nuestra persona y nuestra vida «como un sacrificio santo, capaz de agradar a Dios», nos invita a entrar en la verdadera adoración: no sólo a pronunciar una fórmula ritual, sino a hacer de nuestra existencia una bendición.

Es en este sentido que la primera petición del Padre debe ser entendida: «Santificado sea tu nombre«. No es un deseo piadoso. Es un compromiso para hacer de todas las realidades de nuestra existencia una celebración de la gloria de Dios.

Todas las realidades, incluyendo el mundo animal, están invitadas a alabar: el cielo y la tierra, las bestias y los rebaños, los peces del mar y los pájaros del cielo (Dan 3:51-90).

El Cántico de las Criaturas de san Francisco de Asís se hace eco de ello, y más aún su predicación a los pájaros, su diálogo con el Hermano Lobo…




Te puede interesar:
El cántico de las criaturas, la oración ecológica

Todo esto es muy cristiano, lo único: no confundir la bendición de un animal con un bautismo.


CAT WOMAN

Te puede interesar:
¿Qué les pasa a los animales cuando mueren?

Por el padre Alain Bandelier

Tags:
animalesbendicióneucaristiasacrificio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más