Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 26 junio |
Santo Domingo Henares
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

“Me siento indigno del Señor”: ¿qué hacer?

Sad - Woman - Complaining

© Antonio Guillem

Edifa - publicado el 09/12/19

3 asequibles pero buenísimas respuestas para cuando nos sentimos indignos de ser amados por Dios por no poder devolverle ese amor

Frente al Infinito, uno se siente muy pequeño y, ante este Amor puro y total, uno se siente indigno. Pero la indignidad cristiana está impregnada de humildad y de confianza. Es pacífica y alegre.

No tenemos nada que demostrar, nada que merecer: ¡Dios nos ama, punto! Esto es lo que sentimos cada vez que la gracia de Dios nos toca.

Pero en la experiencia de conversión, o en aquellas etapas en las que sentimos que algo está sucediendo dentro de nosotros, el primer sentimiento es una especie de estupor.

Como Isabel dando la bienvenida a María durante la visita: «Pero ¿cómo es posible que la madre de mi Señor venga a visitarme?» (Lc 1, 43).

La liturgia también nos lo da en el corazón cada vez que vamos a la comunión: «No soy digno de que entres en mi casa…«.

Pero también puede haber una trampa del diablo: cuanto más tratamos de ser dignos, menos llegamos allí y más parece que Dios se aleja. ¿Qué hacer? ¿Dejarnos hacer?

3 asequibles y buenas respuestas a Dios

Es el Espíritu Santo quien nos hace hijos en la maternidad de María. En los inicios de nuestro humilde amor, el Padre reconoce la voz del Amado, en quien ha puesto toda su bondad. Él valora nuestras respuestas sin pretensiones. Nuestra primera respuesta, demasiado olvidada, es pensar en decir «gracias». A la gracia, debemos responder con acción de gracias.




Te puede interesar:
Oración para dar gracias a Dios

La segunda es simplemente ofrecer lo que podamos. Nuestra buena voluntad, nuestra fidelidad en las pequeñas cosas, mil oportunidades para amar un poco.

La tercera, preciosa a los ojos del Señor, es la ofrenda de lo que nos hace sufrir, comenzando con este doloroso deseo de dar mayor testimonio a Aquel que nos ama y que es tan poco amado.

Por el padre Alain Bandelier

Tags:
humildad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más