Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 26 mayo |
San Beda, el venerable
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Sabías que Jesús siempre ora por ti al Padre?

Crucifixion

ArtMediaWorx | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 27/04/24

Es fácil olvidar que Jesús intercedió por la humanidad entera en el último don de su vida en la cruz y reza aún por nosotros en el Cielo

Aunque recordemos que los santos interceden por nosotros en el Cielo, podemos olvidar que Jesús es nuestro principal intercesor ante Dios Padre. Es interesante detenerse en este hecho: Jesús reza por nosotros.

El Catecismo de la Iglesia Católica afirma esta enseñanza y la amplía en su sección sobre la oración:

“Jesús reza también por nosotros, en nuestro lugar y por nosotros. Todas nuestras súplicas fueron recogidas, de una vez por todas, en su grito en la Cruz y, en su Resurrección, escuchadas por el Padre. Por eso no cesa de interceder por nosotros ante el Padre”.

CIC 2741

San Pablo escribió sobre este misterio en su carta a los Romanos:

“Cristo Jesús, que murió, sí, que resucitó de entre los muertos, que está a la diestra de Dios, que en verdad intercede por nosotros”.

Romanos 8,34

A menudo, en la oración, nos resulta fácil imaginarnos presentando nuestras peticiones a Jesús, pidiéndole que conceda nuestras plegarias. Sin embargo, no solemos imaginar que nuestras oraciones son “recogidas” por Jesús y presentadas a Dios Padre.

Este es uno de los grandes misterios de la Santísima Trinidad, pues, aunque Dios es uno, es también tres personas divinas.

Unir nuestras oraciones a Jesús

También podemos unir nuestras oraciones y peticiones a Jesús y, al hacerlo, podemos obtener aquello que buscamos:

“Si nuestra oración está decididamente unida a la de Jesús, con confianza y audacia de hijos, obtenemos todo lo que pedimos en su nombre, incluso más que cualquier cosa particular: el mismo Espíritu Santo, que contiene todos los dones”.

CIC 2741

Esto no significa que Dios nos dará automáticamente todo lo que queramos. Recordemos que lo que pidamos no siempre será lo mejor para nosotros, y en muchas ocasiones, Dios nos dará algo mucho más provechoso para nuestro bien espiritual.

Al mismo tiempo, si estamos verdaderamente unidos a Jesús, uniendo nuestro corazón al suyo, nuestros deseos se unirán a los suyos.

Tags:
diosIntercesiónJesús
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.