Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 27 mayo |
San Agustín de Canterbury
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Qué tipo de cuerpo tenía Jesús cuando resucitó?

PAINTING OF RESURRECTED JESUS CHRIST,

Adam Jan Figel | Shutterstock

Imagen de Jesús resucitado

Philip Kosloski - publicado el 23/04/24

Jesús resucitó de entre los muertos con un cuerpo que era el mismo de antes, pero que tenía cualidades adicionales que no tenía durante su vida terrenal

La creencia en la resurrección de Jesús incluye la creencia de que Jesús resucitó de entre los muertos con un cuerpo físico.

Jesús no parecía simplemente tener un cuerpo, sino que tenía un cuerpo que ocupaba un espacio en el mundo natural.

El Evangelio de Juan se esfuerza en afirmar que Jesús comió después de resucitar:

“Al bajar a tierra vieron que había fuego preparado, un pescado sobre las brasas y pan. Jesús les dijo: ‘Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar’. Simón Pedro subió a la barca y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: eran ciento cincuenta y tres y, a pesar de ser tantos, la red no se rompió. Jesús les dijo: ‘Vengan a comer’. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ‘¿Quién eres’, porque sabían que era el Señor. Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio, e hizo lo mismo con el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús resucitado se apareció a sus discípulos”.

Juan 21,9-14

Además, Jesús desafió a “Tomás el Dudoso” a tocar sus heridas:

“Ocho días más tarde, estaban de nuevo los discípulos reunidos en la casa, y estaba con ellos Tomás. Entonces apareció Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio de ellos y les dijo: ‘¡La paz esté con ustedes!’. Luego dijo a Tomás: ‘Trae aquí tu dedo: aquí están mis manos. Acerca tu mano: Métela en mi costado. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe'”.

Juan 20, 26-27
Jesús Resucitado a la orilla del mar

Cuerpo glorificado

El Catecismo de la Iglesia Católica afirma que Jesús tuvo un cuerpo real después de su resurrección, pero que también tenía cualidades glorificadas:

“Pero, al mismo tiempo, este cuerpo auténtico y real posee las nuevas propiedades de un cuerpo glorioso: no limitado por el espacio y el tiempo, sino capaz de estar presente cómo y cuándo Él quiere; porque la humanidad de Cristo ya no puede ser confinada a la tierra, y pertenece en adelante solo al reino divino del Padre.

También por esto Jesús resucitado goza de la soberana libertad de aparecerse como quiere: bajo la apariencia de un jardinero o bajo otras formas familiares a sus discípulos, precisamente para despertar su fe”.

CIC 645

Jesús ciertamente tenía un cuerpo físico real, pero ya no estaba restringido a las leyes de este mundo.

Es un anticipo de lo que serán nuestros propios cuerpos glorificados en el Cielo después de la resurrección general de los muertos.

Tendremos cuerpos, pero serán diferentes, ya no estarán sujetos a la corrupción y podrán moverse libremente de forma milagrosa.

Tags:
cuerpoJesúsresurrección
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.