Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 27 mayo |
San Agustín de Canterbury
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Puedo comulgar si llego a Misa después de las lecturas?

Comunión

Mónica Muñoz

Mónica Muñoz - publicado el 17/04/24

Muchas católicos se preguntan qué pasa si llegan tarde a Misa. ¿Puedo comulgar si no escuché las lecturas? Descubre qué dice el catecismo

Los católicos sabemos que Jesús dejó los sacramentos para ayudarnos a crecer en la fe y alcanzar la santidad. Y tenemos tres que son los de iniciación cristiana, entre ellos, la Eucaristía, que también conocemos como Misa y comunión.

El Catecismo de la Iglesia católica dice que a la Eucaristía se le llama:

Comunión, porque por este sacramento nos unimos a Cristo que nos hace partícipes de su Cuerpo y de su Sangre para formar un solo cuerpo (cf 1 Co 10,16-17) (CIC 1331).

Después menciona que:

“En la comunión, precedida por la oración del Señor y de la fracción del pan, los fieles reciben “el pan del cielo” y “el cáliz de la salvación”, el Cuerpo y la Sangre de Cristo que se entregó “para la vida del mundo” (Jn 6,51)” (CIC 1355

Es importante, por lo tanto, recordar que no se trata de un símbolo, sino que verdaderamente comemos el cuerpo y la sangre de nuestro Señor Jesucristo, que se nos da como alimento para la vida eterna.

La dos partes de la Misa

De manera regular, los católicos comulgamos durante la santa Misa -a menos que estemos enfermos y se nos lleve a casa-. La celebración, como dice el Catecismo, se divide en dos partes: la liturgia de la palabra y la liturgia eucarística (CIC 1346).

Liturgia de la palabra

Durante la primera, escuchamos las lecturas bíblicas y la homilía del sacerdote, pedimos por nuestras intenciones y profesamos nuestra fe. Es una parte muy importante porque nos prepara para la siguiente, que es la liturgia eucarística, donde presentamos los dones que serán convertidos en cuerpo y sangre de Cristo.

Cristo merece todo de nuestra parte

Entendemos, entonces, que las dos partes forman el todo de la santa Misa: la preparación con la palabra de Dios y la participación en la comida eucarística.

Por eso, y porque amamos al Señor, debemos llegar a la Misa desde el principio y “escucharla completa” sobre todo si es dominical, como lo indica el primer mandamiento de la Iglesia.

Ahora, volvemos al asunto inicial, si llego a Misa después las lecturas, ¿puedo comulgar?

Entonces, ¿puedo comulgar o no?

Leemos en el Derecho Canónico que “se aconseja encarecidamente que los fieles reciban la sagrada comunión dentro de la celebración eucarística; sin embargo, cuando lo pidan con causa justa se les debe administrar la comunión fuera de la Misa, observando los ritos litúrgicos” (Canon 918).

¿Qué debemos entender del canon 918?, ciertamente, el código no impide a nadie que comulgue, pero si preguntamos a los sacerdotes, nos dirán que no nos acerquemos porque no estamos debidamente preparados.

Por eso, en conciencia, evitemos comulgar si llegamos después del evangelio, si es entre semana, y en domingo, si no llegamos desde el principio.

¿Por qué? pues porque el que ama, no retrasa la ocasión para ver al ser amado. El encuentro con nuestro Señor Jesucristo debe ser sin prisas ni retrasos. Por amor a Él, lleguemos a tiempo a Misa, preparemos nuestro corazón con la Palabra de Dios, comulguemos y permanezcamos en oración, dando gracias por tan inmenso Don.

Tags:
comunioneucaristiamisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.