Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 19 mayo |
San Juan I, papa y mártir
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Dos enemigos perdieron una hija en la guerra, hoy son amigos

Rami Elhanan and Bassam Aramin, Israeli and Palestinian dads and peace activists who met Pope Francis before the general audience on March 27, 2024.

Isabella H. de Carvalho / I.MEDIA

Rami Elhanan (left) and Bassam Aramin (right)

I.Media - publicado el 08/04/24

Una entrevista con dos padres, un palestino y un israelí, que perdieron sendas hijas en el conflicto de Tierra Santa, pudieron entrevistarse con el Papa

El 4 de septiembre de 1997, un padre israelí, Rami Elhanan, perdió a su hija Smadar en un atentado suicida palestino. El 16 de enero de 2007, un padre palestino, Bassam Aramin, perdió a su hija Abir, asesinada por un soldado israelí cuando salía del colegio.

Estas dos tragedias unieron a los dos padres y ahora se han convertido en defensores de la paz en Tierra Santa con la asociación The Parents Circle.

Su historia fue relatada en el libro Apeirogon del escritor irlandés-estadounidense Colum McCann, quien se reunió con el Papa Francisco durante un encuentro con artistas el 23 de junio de 2023.

A su vez, los dos padres -que visitaban Italia esta semana- pudieron reunirse con el Pontífice el 27 de marzo. Francisco elogió su compromiso durante la audiencia general, diciendo que “no miran la enemistad de la guerra, sino que miran la amistad de dos hombres que se cuidan y han pasado por la misma crucifixión.”

I.MEDIA habló con los dos padres tras la audiencia general.

Rami Elhanan and Bassam Aramin, Israeli and Palestinian dads and peace activists, meet Pope Francis before the general audience on March 27, 2024.

IMEDIA: Usted se reunió con el Papa el 27 de marzo, ¿qué le dijo?

Rami Elhanan: Fue el encuentro más increíble y emocionante que hemos tenido en toda nuestra vida. Tengo 74 años y nunca había tenido un encuentro así. Fue cálido, compasivo, paternal, y realmente nos llegó al corazón. Le enseñamos la foto de nuestras hijas y casi llora. Fue un encuentro muy humano.

¿Qué opina de las palabras del Papa sobre el conflicto en Tierra Santa? ¿Qué impacto han tenido?

Bassam Aramin: De hecho, es muy importante, es muy valiente. Es un líder. A veces esperamos más, porque lo que está ocurriendo allí es un genocidio, es una matanza, es una masacre, la gente está muriendo allí. Le pedimos que rece por nosotros, por la paz en Oriente Próximo, por la libertad y por este alto el fuego ahora mismo.

Rami Elhanan: El Papa tiene influencia, es como un padre para millones y miles de millones de niños y le admiran y le escuchan, y los niños deben escuchar a su padre. Estas atrocidades que están ocurriendo en Gaza, y en Oriente Medio en general, deben tener una voz que diga basta, que esto no va a ninguna parte, que la violencia trae más violencia. Siempre decimos que los combatientes de Hamás que hicieron la masacre del 7 de octubre eran niños de 10 y 12 años en 2014, cuando los israelíes atacaron Gaza.

¿Dónde será el próximo 7 de octubre? ¿Qué pasará con los familiares de las cerca de 4o mil personas que murieron? Necesitamos que alguien diga “basta”, “basta y cambia la música”, “cambia la forma de pensar”. La violencia trae más violencia, necesitamos detenerla, necesitamos reiniciarla, necesitamos redefinir las razones por las que estamos dispuestos a matar y morir.

Sobre todo, necesitamos respetarnos unos a otros. Sin respeto no pasará nada. Tienes que ser capaz de respetar al tipo que tienes al lado exactamente como quieres que te respeten a ti, ni más ni menos, y entonces iniciar este viaje hacia la paz y un proceso de reconciliación.

Sucede en cualquier parte del mundo, hay muchos lugares donde las etnias conviven, en Bélgica y Estados Unidos, o donde mires. No hay que matarse unos a otros. Hay que abandonar la mentalidad victimista, dejar de mirar atrás y de hurgar en las heridas. Tienes que deshacerte del complejo de superioridad, del complejo de superioridad judío, y tienes que mirar a tus semejantes como iguales.

¿Se ha vuelto más importante su misión desde el 7 de octubre?

Bassam Aramin: Es absolutamente crucial. Hemos dicho que tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para demostrar que nuestro llamamiento a la paz y a no matarnos unos a otros es lo correcto. Especialmente ahora, porque vemos que habrá más odio y más venganza para preparar otro 7 de octubre. Si no hacemos la paz y detenemos esta masacre ahora mismo y reconocemos que vamos a vivir juntos, como dijo Rami, compartiremos la misma tierra como dos grandes tumbas. No hay paz sin justicia y necesitamos tener paz.

Nuestra amistad es más importante ahora que nunca, especialmente en esta locura y derramamiento de sangre, para demostrar que seguimos creyendo que somos hermanos. Esta es nuestra fe, depende de nosotros cambiar en cualquier momento, pero siempre decimos que cuando hablamos nos recordamos a nosotros mismos que somos seres humanos.

Si no hacemos las paces y detenemos esta masacre ahora mismo y reconocemos que vamos a vivir juntos, como dijo Rami, compartiremos la misma tierra como dos grandes tumbas”

¿Podría contarme algo más sobre cómo sus respectivas pérdidas les unieron a ambos?

Rami Elhanan: Nos conocimos en 2005 [ocho años después de la muerte de su hija en un atentado suicida]. Mi hijo Elik, que hoy es profesor en la Universidad de Nueva York, era entonces soldado de combate en el ejército israelí y se convirtió en un “refusenik”, se negó a servir en los territorios ocupados. Él y otros israelíes y palestinos crearon un movimiento llamado “Combatientes por la paz”.

Bassan estaba en una reunión y yo quería ver este milagro de ex criminales de guerra israelíes y ex terroristas palestinos reuniéndose y haciendo las paces. Así que nos reunimos entonces. Él siempre dice, y tiene razón, que me enamoré de él. Las familias se reunieron y nos hicimos muy amigos. Ellos venían a nuestra casa y nosotros a la suya.

Entonces, el 16 de enero de 2007, un policía israelí disparó a su hija. Mi mujer y yo fuimos inmediatamente al hospital y estuvimos sentados junto a su cama durante dos días. Cuando falleció, para mí fue como perder a mi hija por segunda vez.

Esto creó una alianza, una alianza de sangre, un tratado que podemos compartir. Nos sentimos mutuamente, no necesitamos palabras para entendernos, nos miramos a los ojos y sentimos el dolor del otro. Este es el elemento básico de una amistad que está muy por encima del conflicto. Es la conexión más poderosa posible entre seres humanos.

Bassam Aramin: Pase lo que pase nunca nos separaremos, tenemos nuestro propio Estado, nos respetamos, vivimos en paz unos con otros. Esto es lo que queremos decir, que podemos ser amigos, podemos ser hermanos, podemos ser verdaderos socios para la paz y podemos vivir en paz cada parte por su lado o incluso juntos.

Tags:
guerrapapa franciscotierra santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.