Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 12 abril |
San José Moscati
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Aprender a rezar con Benedicto XVI: El ser humano está naturalmente inclinado a rezar

BENEDYKT XVI O KAPŁAŃSTWIE

CPP / Polaris/East News

Jean-Michel Castaing - publicado el 12/03/24

Con motivo del "Año de la Oración", Aleteia ofrece una serie titulada "Aprender a orar con Benedicto XVI", inspirada en las catequesis del Papa de 2011 sobre "El hombre en la oración". Para aprender a rezar, hay que empezar por comprender por qué el ser humano está naturalmente inclinado a rezar.

En su audiencia general del 11 de mayo de 2011, Benedicto XVI demostró que el hombre es un ser de oración. Desde los tiempos modernos, esta evidencia antropológica ha sido cuestionada por el laicismo de nuestras sociedades, en las que la razón técnica ha equiparado falsamente religión con oscurantismo para desacreditar la fe de las personas en Dios. Sin embargo, Benedicto XVI señala que las tragedias del siglo XX han desvirtuado las pretensiones de la razón vencedora de querer construir un mundo sin Dios.

Levantar el velo sobre el enigma de nuestra existencia

Para el Papa teólogo, todas las grandes civilizaciones fueron religiosas. Y religión es sinónimo de oración a la divinidad. El hombre ve el universo y su propia existencia como un enigma que hay que descifrar. Por eso nos dirigimos a Aquel cuya trascendencia es capaz de iluminarnos. Pero no sólo el mundo exterior es enigmático para el hombre: él mismo es también un misterio a sus propios ojos. ¿Quién le revelará su destino, su vocación más profunda y el sentido de su presencia en la tierra? A través de la oración, espera obtener la iluminación dirigiéndose a un Ser más sustancial que él. En el fondo, intuye que no podrá responder solo a estas preguntas existenciales y metafísicas. Wittgenstein, el filósofo austriaco del siglo XX, recordaba que “rezar significa sentir que el sentido del mundo está fuera del mundo”.

Es más, cuando entramos en nosotros mismos como el hijo pródigo de la parábola del padre misericordioso del Evangelio de Lucas (Lc 15,17), nos damos cuenta de que somos frágiles y dependientes. El hombre no se ha creado a sí mismo. Por eso, en medio de sus necesidades y de su debilidad intrínseca, tiene el reflejo de pedir ayuda al Todopoderoso para superar su finitud. Y esta solicitud se llama oración.

La oración, expresión de la Alianza entre Dios y el hombre

Sin embargo, Benedicto XVI señala que la oración no siempre es interesada. En efecto, al llamar primero al hombre hacia Sí, Dios hizo de él una criatura en la que inscribió el deseo de volverse hacia su Fuente divina. Santo Tomás de Aquino definió la oración como “la expresión del deseo del hombre por Dios”. El hombre se siente atraído hacia el Ser que intuye en la base del mundo, pero también más allá de él. La oración es un impulso hacia el infinito.

Por último, el Papa Benedicto subraya un punto crucial: solo la revelación que Dios hace de sí mismo puede colmar el impulso humano de orar. Porque suscitando nuestra oración, Dios se asegura de que no terminemos en el vacío.

Incluso si olvidamos a nuestro Creador, Él nos lo recuerda constantemente, como nos dice la Biblia. La oración suscita un movimiento recíproco: del hombre a Dios y de Dios al hombre. Benedicto XVI concluye sosteniendo que la oración es la expresión más plena de la Alianza entre Dios y su criatura. Por tanto, está en el corazón de lo que constituye al hombre, en su ser más profundo.

Anécdotas e imágenes curiosas del pontificado de Benedicto XVI:

Tags:
año de la oraciónbenedicto xviespiritualidadoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.