Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 23 abril |
San Jorge, mártir
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo perdonar para sanar según los santos? 

woman-breathing

Olezzo | Shutterstock

Karen Hutch - publicado el 28/02/24

"Debemos perdonar siempre, recordando que nosotros mismos hemos necesitado el perdón. Tenemos necesidad de ser perdonados mucho más a menudo que de perdonar" -San Juan Pablo II

Perdonar es un acto de valientes, como dice el padre Pío, ya que al perdonar surgen grandes beneficios espirituales y comienza un proceso de sanación. 

El padre José Luis Becerra invitó a los lectores de Aleteia a reflexionar sobre el perdón, visto como una expresión de amor:

Una expresión de amor al prójimo ante sus errores, defectos y pecados que brota de nuestra propia experiencia de la misericordia de Dios que siempre está dispuesto a perdonarnos”.

¿Por qué tenemos la capacidad de perdonar?

Dice el padre José Luis que perdonamos porque Él nos perdona (Co 6,12), somos misericordiosos porque nuestro Padre es misericordioso (Lc 6,36) y utilizamos la medida del perdón para con el prójimo como queremos que Dios la aplique con nosotros (Mt 7,2).

Así, nos volvemos perfectos como nuestro Padre celestial es perfecto (Mt 5, 48), dentro de nuestras limitaciones como criaturas; pero al mismo tiempo, con la grandeza de ser hijos de Dios y redimidos por Jesucristo, guiados por el Espíritu Santo.

Los santos nos enseñan a perdonar

Cuando nos llenamos de amor de Dios, “es posible vivir el Evangelio en su aspecto más radical, y podemos ser capaces de expresiones de amor maravillosas”.

Los santos son las personas más felices -aunque pasaron por dificultades, sufrimientos y ofensas- porque viven libres de rencores y su corazón estuvo tan lleno de Dios que no había espacio para malos sentimientos ni odios.

Por ello, te presentamos ejemplos de algunos sucesos que perdonaron los santos y la enseñanza que nos dejan. 

1
San José María Robles Hurtado, sacerdote mártir mexicano

WEB-SAN-JOSE-MARIA-ROBLES-HURTADO-Public-Domain

Minutos antes de ser asesinado, lo llevaron hacia un roble para ahorcarlo. Uno de los agraristas era su compadre, a quien san José María dijo: “Compadre no te ensucies las manos”, por lo que él mismo beso la soga y se la colocó al cuello. Acto seguido, bendijo y oró de rodillas por sus verdugos.

Lección: orar por nuestros enemigos. Aquellos que buscan matar nuestra alma, son por quienes más debemos pedir.

2
Santos Luis y Celia, padres de santa Teresita de Jesús

CELIA LUIS MARTIN

Este matrimonio santo es un ejemplo de ser “misericordiosos como el Padre lo es”. San Luis era relojero y en una ocasión, un hombre entró a robarle; al ver este acto, Luis podía levantar una demanda contra él; sin embargo, se negó a hacerlo, ya que eso implicaría darle pena de muerte al hombre, en cambio, lo perdonó y dejó libre. 

Santa Celia, por su parte, vio con ojos de misericordia a aquellos soldados enemigos que la familia recibió en su casa para darles refugio ante la guerra de aquel tiempo; vio por sus necesidades, incluso consolando a uno de ellos. 

Lección: no ver a la persona como enemigo, sino ver que también es hijo de Dios y, así como Dios es misericordioso con nosotros, ser misericordiosos con el otro. 

3
Santa Teresita de Lisieux

Siguiendo el ejemplo de sus padres, santa Teresita supo perdonar en cada momento de su corta vida, perdonando incluso a varias de sus hermanas carmelitas, que no la trataban amablemente. 

Una de ellas era la Priora, quien constantemente la acusaba de ser perezosa y delicada, dándole tareas difíciles y culpándola de haber roto un vaso de cristal, aunque no era cierto. Teresita la perdonó y obró con alegría. 

Asimismo, otra hermana difícil le hacía mala cara. Teresita no se rendía, al contrario, la ayudaba cuanto podía y sonreía siempre que la veía. Al iniciar su proceso de canonización, esta hermana difícil dio testimonio de santa Teresita. 

Lección: siempre que perdonamos hay conversión en el otro. Debemos entender que la persona actúa como actúa por causa de una herida que necesita ser sanada.

4
Santa María Goretti

MARIA GORETTI

Esta pequeña niña que entregó su vida antes de que le robaran su pureza perdonó a su agresor en el momento en que la estaba asesinando, pidiéndole a Dios por su salvación. 

Este hombre al final se arrepintió, se convirtió y asistió a la canonización de la pequeña santa. 

Lección: al perdonar, encontramos libertad y un camino más ligero hacia el Cielo, para el agresor y para uno mismo.

5
San Juan Pablo II

Cómo olvidar aquel momento en el que san Juan Pablo fue hasta la celda del hombre que intentó asesinarlo públicamente. 

Lección: actuar conforme al verdadero ejemplo de Cristo, viendo al otro como hermano.

Tags:
enseñanzasperdónsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.