Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 04 marzo |
San Casimiro
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué algunos amigos son como hermanos?

blurred, friendship theme.

khanti jantasao | Shutterstock

Fanny Leroux - publicado el 21/01/24 - actualizado el 21/01/24

A menudo decimos que nuestros amigos son como una segunda familia. Esto demuestra lo importantes que pueden ser algunas amistades en nuestras vidas

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

«Hay relaciones que van mal, pero hay un amigo que está más cerca que un hermano», leemos en (Pr. 18, 24). La amistad se define como un fuerte vínculo de afecto entre dos personas. A veces se dice que uno elige a sus amigos, no a su familia. Otros dicen: «Este amigo es como un hermano para mí».

¿Qué es lo que hace que consideremos a alguien parte integrante de nuestra familia cuando genéticamente no lo es? Hay muchas similitudes entre la amistad y la fraternidad. He aquí cómo el amor fraternal puede experimentarse mucho más allá del vínculo de sangre:

1
VALORES MORALES COMPARTIDOS

En primer lugar, un amigo es alguien con quien se comparten principios y valores, y con quien se tienen normas comunes. Esto es muy similar al vínculo fraternal, que implica compartir valores morales. Al igual que con un hermano o una hermana, coincidimos en ciertas normas de conducta y principios éticos adquiridos a través de la educación o la experiencia.

2
UNA NOCIÓN DE PROXIMIDAD

A medida que la vida avanza, se desarrolla una cierta intimidad con nuestros amigos. Al igual que con nuestros hermanos y hermanas, compartimos secretos y confidencias y nos atrevemos a ser vulnerables. A menudo es con nuestros amigos con quienes tocamos el piano, experimentamos nuestros primeros fracasos y éxitos, nos enamoramos y pasamos por malos momentos: los momentos en los que, como suele decirse, reconocemos a nuestros verdaderos amigos.

3
RECUERDOS COMPARTIDOS

young men temperance laughing beer alcohol joy

El tiempo pasa y los acontecimientos memorables se suceden. La creación de sentimientos viene acompañada de la creación de recuerdos compartidos. Poco a poco, vivimos con nuestros amigos experiencias impactantes que quedan grabadas en nuestra mente y nuestro corazón. Esto crea vínculos, anécdotas y un pasado compartido.

Vamos juntos por la vida, como hermanos y hermanas que se enfrentan a ella, dándose apoyo y motivación. Al final, compartimos las mismas referencias, como miembros de una misma familia que han crecido juntos.

4
DISCUSIONES Y DECEPCIONES

Cuando se habla de relaciones entre hermanos, también se habla de discusiones… Con un amigo tan íntimo, seguro que hay momentos de tensión. Puede que incluso te sientas decepcionado o herido. El perdón y las explicaciones están a la orden del día, pero es precisamente cuando la amistad es tan fuerte cuando encontramos un rasgo de carácter esencial: la humildad.

Cuando queremos a un amigo como a un hermano estamos dispuestos a escuchar y aceptar disculpas, o incluso a disculparnos nosotros mismos cuando tenemos la culpa. Pero son precisamente estos argumentos, y nuestra capacidad de perdonar, los que nos harán darnos cuenta de la importancia de esta amistad, que es intensa a pesar de la ausencia de un vínculo de sangre.

5
AMOR Y CONFIANZA

Por último, la diferencia entre «simple amistad» y «amistad fraternal» también radica en los sentimientos que experimentamos. Cuando consideramos a un amigo como un hermano o una hermana, es claramente amor.

Confiamos plenamente en ellos, mientras que puede que no ocurra lo mismo con nuestros verdaderos hermanos y hermanas. ¿Por qué? Porque, como dice el refrán, elegimos a nuestros amigos, no a nuestra familia.

Para terminar, recordemos esta cita de Montesquieu, un filósofo que ya había reflexionado sobre la cuestión:

No son solo los lazos de sangre los que forman el parentesco, sino los del corazón y los del intelecto».

Tags:
amigosamistadhermanos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.