Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo se combaten los pensamientos impuros?

Culpabilite-tourment-Aleteia.jpg

Shutterstock

Sophie Baron - publicado el 13/01/24

Abba Poemen, santo monje nacido hacia 340, nos habla de los pensamientos y deseos impuros. ¿Cómo alejarnos de la tentación sin creer que perdimos la partida?


El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Abba Poemen, cuyo nombre significa «pastor», fue durante muchos años un guía espiritual muy respetado en el desierto de Scété, donde muchos monjes se habían retirado para llevar una vida parcialmente eremítica (con un periodo de vida comunitaria los sábados y domingos).

Se cuenta que, cuando llegó a Scété, vivía allí un anciano al que la gente acudía a consultar. Pero en cuanto Poemen se instaló allí, era el único al que la gente acudía a ver, y el anciano se entristeció al verse desatendido. Poemen fue inmediatamente a verle e hizo todo lo posible por ganarse su amistad.

Resistencia activa

Joven con angustia

Varios monjes contaron a Poemen su lucha contra los pensamientos y deseos impuros, a lo que Poemen respondió: «Si alguien consigue encerrar una serpiente o un escorpión en un odre, con el tiempo morirá. Lo mismo ocurre con los malos pensamientos sugeridos por los demonios; desaparecen con la resistencia» (Poemen, 21).

No siempre podemos evitar que nuestros pensamientos accedan a imágenes o recuerdos que surgen inesperadamente. Ya es un truco del Diablo hacernos creer que esas sugestiones proceden de nosotros, cuando en realidad son incursiones del Maligno. Sintiéndonos ya comprometidos, creemos que la partida está perdida y nos volvemos susceptibles a la tristeza que nos impide defendernos. Entonces no estamos lejos de ceder y permitir que florezca una complicidad malsana.

Poemen, con su realismo habitual, sugiere que pongamos a la bestia venenosa bajo un celemín y la dejemos morir allí. Pero, ¡cuidado! No se trata de dejarla marchar y esperar simplemente a que pase. Poemen habla de «resistencia».

Se trata, entonces, de una defensa activa, de un rechazo claro que has dado a conocer al Adversario. Y no solo una vez, sino tantas veces como surja la posibilidad: «¡No, no quiero, a ningún precio quiero dar la espalda a mi Señor! ¡Vete, espíritu perverso!

Paciencia y orgullo puestos a prueba

Toda curiosidad es mala; es jugar con fuego imaginar las satisfacciones de las que nos estamos privando. Lo que se pone a prueba es ante todo nuestra paciencia («¡otra vez!»), y a veces nuestro orgullo («¡a mí también me pasan cosas parecidas!» «¡Qué golpe para mi imagen de pequeño católico bienintencionado!»). Repongámonos y veremos al final que el diablo ha perdido el día, ¡al menos esta vez!

Tags:
monjepensamiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.