Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 26 febrero |
Santo Toribio Romo, mártir
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Fin de año: haz un balance espiritual con estos consejos

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
young man contemplation

Antonio Guillem | Shutterstock

Guillermo Dellamary - publicado el 29/12/23

Llegó el fin de año, y con ello las resoluciones y propósitos. Antes de comenzar a prometernos cosas a nosotros mismos, conviene hacer un balance espiritual

Una manera de avanzar en el camino espiritual es identificar nuestros objetivos y ver claramente lo que conseguimos y lo que dejamos a medias, o que no alcanzamos si quiera a realizar. En eso consiste un balance, es una especie de inventario de nuestro interior, un explorar hacia dentro lo que somos y queremos seguir siendo en este fin de año.

Este balance también incluye los errores que cometimos, las faltas de fuerza de voluntad y la carencia de constancia y persistencia para esmerarnos en conseguir lo que tanto deseamos.
A continuación algunos consejos que te pueden ayudar con tu exploración.

Desde luego que un punto de partido más importante es la reflexión sobre como has llevado tu relación con Dios:

  • ¿Qué tan agradecido has sido por lo que tienes, o al contrario, qué tan lejos has mantenido tu vida de Él?
  • ¿Qué tan cerca has estado de cumplir con los valores cristianos, al ser compasivo, honesto y justo contigo mismo y con los demás ¿Qué puedes cambiar para hacerlo mejor?
  • ¿Cumples con lo que te propones en tu vida espiritual, como pueden ser tus oraciones, asistir a Misa y leer textos edificantes?

Muchos balances espirituales deben iniciar por preguntarte qué tanto control has tenido de tus emociones durante el año, en especial el enojo, miedo y tristeza. ¿Hasta qué punto has podido disminuir tu impulsividad y manejo explosivo de tus sentimientos?

Emociones, fortalezas, flaquezas y relación contigo mismo

Puedes plantearte cuáles son tus principales fortalezas mentales y reconocer tus flaquezas o vulnerabilidades y anotarlas para que te queden muy claras. Es importante identificar qué te puede estar impidiendo crecer; puede ser que incluso seas tú mismo.

Para ahondar en esto puedes hacerte algunas preguntas como estas:

  • ¿Qué tan honesto he sido conmigo mismo y con los demás, o en otras palabras, en qué me ha dado por mentir y tratar de engañar?
  • ¿Realmente he tratado de hacer el bien y no dañar a los demás con omisiones y acciones que no respetan la dignidad o el bienestar de las personas que me rodean?
  • ¿Qué tanto he practicado la caridad, compasión y trato cortés y amable con los demás?
  • ¿He sido justo en mis decisiones, o he tomado ventaja y abusado de los demás?
  • ¿Hasta que punto he tomado consciencia de la tarea cotidiana de estar más alegre y de vivir en paz, estando en las manos de Dios y no queriendo solo hacer las cosas a mi modo?

Un examen minucioso y sincero

WEB2-YOUNG PEOPLE-WRITING-shutterstock_1941007030.jpg

Un balance de fin de año tiene que ser muy sincero y con profunda autocrítica, lo que implica un examen más minucioso de tu manera de ser y de vivir la vida. Es una exploración y revisión de tu forma de pensar y de las creencias que has venido adquiriendo durante este año y los anteriores.

Se le llama balance porque es una comparación entre lo positivo y lo negativo de tu manera de pensar y de actuar. Psicológicamente debemos esmerarnos por eliminar de nuestra mente las emociones negativas, junto a los respectivos pensamientos que nos perturban, en especial los que nos llevan a vivir dependiendo del mundo exterior o de las mismas adicciones que nos hacen más esclavos y le restan libertad a nuestras vidas.

Si a ti, como a muchas personas, te cuesta trabajo enfrentarte a ti mismos, es muy recomendable buscar a alguien que acompañe este proceso, puede ser un amigo, un familiar o hasta un profesional que te de nuevas herramientas para que veas con claridad lo que has avanzado o en lo que te has estancado.

Echarte un clavado a tu interior y hacerlo con plenitud de consciencia, no suele ser nada fácil. Cuesta trabajo reconocer, tanto nuestros errores, como los aciertos; pero es indispensable verlos con claridad y no tratar de ocultarnos la realidad de lo que somos.

El crecimiento emocional, mental y espiritual, trae muchos beneficios y nos lleva a vivir una vida más estable y feliz, así que vale mucho la pena que te lances a realizar tu balance de vida. Si no lo habías hecho antes, es hora de comenzar; si ya lo habías hecho anteriormente, pues a continuar realizando esta positiva actividad.

Hay muchas órdenes religiosas que suelen proponer retiros espirituales con muchos elementos psicológicos para que el enfrentamiento contigo sea más completo e integral. Busca alguno cerca de ti, y veras qué buena inversión haces en tu vida.

Ser mejor persona no es gratis, se requiere de un esfuerzo propio y de la gracia del Espíritu Santo; por eso es muy cierto el refrán mexicano que dice: «A Dios rogando y con el mazo dando».

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

2.

Publicidad limitada

3.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
año nuevoexamen
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.