Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 02 marzo |
Santa Ángela de la Cruz
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Meditación: ¿Te has preguntado, en realidad, cuánto vales?

Jezus Chrystus

Francisco Javier Diaz | Shutterstock

#image_title

Mónica Muñoz - publicado el 03/12/23

La información de los medios de comunicación y redes sociales puede ser confusa, pues mientras unos dicen que somos muy valiosos, otros acaban con la vida...

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

En medio de la vorágine de información que nos satura la mente cada día, nos bombardean con temas de toda índole, unos buenos, otros no tanto, pero todos causando efectos diversos en las personas que consumen los medios de comunicación y redes sociales.

Entre ese multivariado menú de posibilidades, sobresalen los que se enfocan en hablar del valor de la persona: defendiendo a la mujer, a los animales, al planeta; otros, denostando la vida humana, solicitando el aborto en cualquier etapa de la gestación. Unos a favor de toda clase de vida, otros a favor de eliminar solo la vida humana. ¡Qué contradicción!

¿Cuánto vales?

Sin embargo, es poco probable que haya una reflexión seria y profunda detrás de esas propuestas de aniquilamiento de la vida, porque la persona que está segura de su valor, sabe que todo el género humano vale lo mismo. La prueba está en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, lugar del sacrificio eterno para el bien de la humanidad, donde no se distinguió ni se sobrepuso a nadie.

Por eso, la pregunta es directa: ¿cuánto vales? y la respuesta es igualmente directa: vales la sangre de Cristo.

«Nos has comprado, Señor, con tu sangre».

Estamos tasados con la sangre de Cristo

Chrystus na krzyżu

El Hijo de Dios vino «para que las ovejas tengan vida y la tengan en abundancia» (Jn 10, 10). Po eso, no podemos menospreciar a nadie, porque el Señor vino al mundo por todos los hombres y mujeres de todos los tiempos y de todo el mundo. La sangre derramada por Jesús no tiene precio, por eso, los destinatarios de ese infinito y sublime sacrifico tampoco lo tienen.

Por esta razón, quienes pretenden subestimar a las personas por su condición de raza, sexo, nivel socio económico o cualquier otro factor, está cometiendo una injusticia, y en caso del aborto, un pecado abominable porque Cristo murió por todos y cada uno de nosotros.

Recordemos esta verdad cada vez que alguien quiera sobajarnos, pues la humildad desea que nos reconozcamos pecadores, humillándonos como Cristo lo hizo, para demostrarnos que sin Él no podremos enfrentar las adversidades. Sin embargo, cuando se trate de defender la vida, no hagamos caso omiso, en ese momento debemos demostrar con firmeza que las vidas no son menos importantes aunque sean frágiles.

Pidamos al Señor que nos ayude para que, como los santos nos dieron ejemplo de amor a Cristo y al prójimo, nosotros seamos fieles y valientes a la hora de la prueba.

Tags:
meditaciónsangre de Cristovida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.